¿Tu pegotete está triste, tiene miedo, está preocupado o se siente diferente? En este artículo, te recomiendo aquellos libros de emociones y autoestima para sentirse mejor, tan necesarios cuando nuestros pegotetes necesitan estar un poquito más felices. Todas estas joyas han sido leídas y aprobadas por mis hijos y estudiantes, y seguro que ayudan a los tuyos a sentirse mejor. ¡Empezamos!

Nuestros libros de emociones y autoestima favoritos

1. Libros para identificar y manejar emociones

La educación emocional es igual de importante que aprender a leer o aprender a sumar. Como ya te explicaba en el artículo para ayudar a tu pegotete a identificar y validar sus emociones, acompañar a nuestros hijos e hijas en cada emoción les ayuda a ponerle nombre y saber manejarla.

Todos estos libros para sentirse mejor hablan sobre emociones y cómo identificarlas. Puedes empezar con el popular “Monstruo de Colores” de Anna LLenas Serra, y continuar por estas otras sugerencias igual o más interesantes.

  • “Los cuentos del hada menta” de Gemma Llenas es el último regalo que mandé a casa de los abuelos para que mi madre leyese a mis pegotetes por videollamada. ¡Y menudo éxito! Es un recopilatorio de cuentos con diferentes situaciones cotidianas en las que los niños aprender a identificar y manejar emociones de manera positiva gracias al hada Menta. Un libro inclusivo sin estereotipos recomendado para niños a partir de 5 años y perfecto para leer y comentar en familia.
  • “Cuando ruge el león” de Robie H. Harris. Un libro para pegotetes a partir de 3 años que les ayuda a volver a sentirse seguros cuando su entorno se vuelve algo hostil. Esencial para empezar a enseñarles a calmarse por sí mismos y perfecto para acompañar estas técnicas de relajación.
  • “La preocupación de Lucía” de Tom Percival. Este libro fue perfecto para mi hija de 4 años, ya que a esta edad pueden empezar a preocuparse por diferentes cosas, teniendo muchas de ellas poca importancia. Este libro ayuda a que tu pegotete visualice su preocupación y poco a poco la vaya haciendo más pequeña. Una maravilla que ayuda hasta los adultos. ¡A mí me encanta leerlo siempre!
  • Colección de Salvat “Un mundo de emociones”. Esta colección me gusta mucho porque cada libro habla de una emoción concreta, y muchas de ellas al principio son difíciles de nombrar por nuestros pegotetes, como la culpa o la envidia, pero sin duda ya las han experimentado. Unos personajes que se van repitiendo en todos los libros, viven diferentes situaciones en la escuela, con su familia o amigos que ayudan a entender esta emoción, ponerle nombre, y saber cómo sentirnos bien después. Incluye hasta una ficha para familias con consejos para casa.
  • “A veces mamá tiene truenos en la cabeza” de Bea Taboada. Hace poco descubrí este libro y me parece muy necesario que nuestros pegotetes entiendan que a veces es mamá la que no se encuentra bien. Abandonando esa idea de “supermamá”, mis hijos saben que a veces tengo días tristes o estoy más irritable de lo normal. Transmitirles esta idea de “mamá real”, pero que les quiere por encima de todo, me parece muy necesario en la crianza.

2. Libros para la autoestima

¿Alguna vez has consumido libros de autoayuda? Como psicóloga, reconozco que hay algunos desastrosos, pero otros son pequeños recordatorios de cómo volver a sentirnos bien. Pues lo mismo sucede con los libros de autoestima infantiles. Son libros que hablan el mismo lenguaje de nuestros pegotetes y con situaciones familiares, les ayudan a formar una autoestima fuerte y una autoimagen real y positiva utilizando el cuento como vehículo para llevar el mensaje.

  • “Orejas de mariposa” de Luisa Aguilar. Nos habla de una niña que hace frente a las burlas de sus compañeros sobre sus orejas. Me gusta el toque divertido y las ilustraciones tan originales de André Neves. Un buen ejemplo para saber hacer frente a las burlas y estar orgullosos de nuestro físico.
  • “Guapa” y “Guay” de Harold Jiménez Cañizares. Cuando publiqué la lista de los libros favoritos de mis pegotetes del año pasado, ya te dije que el humor era parte importante en un libro infantil. Y estos sin duda lo tienen, ¡Te vas a reír con ambos! Nos ayudan a no juzgar por la apariencia, creciendo sin prejuicios y tolerando a quien no es igual que yo.
  • Otro libro totalmente recomendado en esta misma línea es el de “Cuando las niñas vuelan alto” de Raquel Díaz Reguera, autora muy recomendada si buscas libros infantiles feministas y de igualdad de género. Este libro, dirigido a niñas y niños más mayores a partir de 5 o 6 años, es una metáfora que habla de todas las piedras que las niñas se van encontrando y les impiden volar. Otro libro que ayuda a nuestras niñas a luchas por sus sueños.
  • Para niños y niñas perfeccionistas como la mía, te recomiendo estos dos libros: “Casi” y “El punto” de Peter H. Reynolds. Estos libros ayudan a valorar nuestras capacidades y no comparar con el resto. Se centran en el arte pero son aplicables a cualquier ámbito académico. El famoso libro de “El punto” tiene extensiones de actividades que podemos incluir en las actividades de arte para nuestros pegotetes.
  • Y cerramos con otro libro de humor: “Gato rojo, gato azul” de Jenni Desmond. Esta historia está protagonizada por dos gatos muy envidiosos que quieren ser igual que el otro, hasta que al final se dan cuenta de que como más felices son es siendo ellos mismos. Ha sido uno de los favoritos de mis pegotetes y siempre se parten de risa. Es apto para los más pequeños a partir de 3 años.

¿Qué más podemos hacer para ayudarle a sentirse mejor?

Además de los libros, no olvides que la educación emocional debe formar parte de las habilidades que nuestro pegotete debe aprender, por eso siempre deben incluirse en la casa y en la escuela. Estos son algunos consejos que puedes seguir en casa:

  • ¡Habla con tu pegotete! Pregunta todos los días qué tal la escuela, antes de dormir repasa su día con todas las emociones vividas, y usa la hora de comer para hablar de tu día y pregúntale por el suyo.
  • Verbaliza tus emociones y las suyas. Cuando te explicaba cómo estimular el lenguaje de tu pegotete ya te explicaba de la importancia de poner nombre a todo, así que las emociones no pueden ser menos.
  • Usa técnicas de relajación para volver a la calma después de un enfado o rabieta. Aquí tienes las técnicas de relajación más efectivas.

Si aún necesitas más consejos, visita nuestro artículo sobre Educación Emocional o bien usa nuestras Asesorías personalizadas.

¿Qué otros títulos añadirías a la lista de libros de autoestima y emociones infantiles? ¡Te leo en redes sociales y abajo en comentarios!


Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

1 comentario

Dejar el chupete en 4 pasos sin drama - Pegotetes · 31 de octubre de 2021 a las 22:28

[…] sabéis que en Pegotetes usamos los libros para todo, desde hablar de emociones, estimular a bebés o luchar por un mundo más igualitario. Así que también tenemos nuestros […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: