¿Tienes pegotetes que ya dicen algunas palabras pero no acaban de hablar? ¿Te gustaría saber cómo ayudar a tu hijo o hija a seguir desarrollando su lenguaje? En el artículo de hoy aprenderás a estimular el lenguaje de tu pegotete con sencillos consejos que puedes aplicar desde hoy mismo en casa. ¿Quieres saber más?

Recuerda que el desarrollo del lenguaje no es una carrera

Al igual que sucede con la lectoescritura, o aprender matemáticas, aprender a hablar no es ni debe ser una carrera. Respetar el ritmo de desarrollo de nuestro pegotete es una obligación, así que estos consejos nunca van a forzar el desarrollo del lenguaje. Lo que van a ayudar es a seguir estimulando el habla, de modo que ofrezcamos a nuestros niños y niñas un modelo de lenguaje con múltiples oportunidades para practicarlo.

Si tienes bebés que aún no pronuncian ninguna palabra, te recomiendo el anterior artículo sobre “8 Consejos para que tu bebé empiece a hablar”. Seguro que encuentras ideas para aplicar en casa ya mismo.

No corrijas, repite correctamente

Si tu pegotete dice “fate” en lugar de “elefante”, trata de no decirle “Así no se dice, se dice e-le-fan-te”. No queremos que hablar le genere ansiedad y se convierta en un acierto o equivocación.

Si cada vez que habla y comete un error, nuestra respuesta es negativa, acabará por reducir su lenguaje o sólo hablar cuando esté seguro de no cometer errores.

Mi consejo es que repitas esa misma palabra mal pronunciada de manera correcta. Por ejemplo, puedes decir: “es cierto, es un elefante gris enorme”. Así damos la oportunidad de que escuche correctamente esa palabra, sin tener por qué corregir su intento de decirla correctamente, validando su lenguaje en lugar de mostrarle su error.

“Estira” su lenguaje

Siempre hago a mis estudiantes el símbolo de “estirar” a modo de chicle cuando les digo que intenten hablar en frases largas y completas. Cuando me dicen “agua” les animo a estirar la palabra y traten de añadir palabras, como por ejemplo “quiero agua, por favor”.

Nosotros podemos simular ese ejercicio empezando por estirar sus propias palabras. Cuando vuestro hijo o hija os señale y diga “pelota”, podéis repetir “sí, allí al lado del sofá está la pelota azul”. Fíjate qué de información le hemos dado con tan sólo estirar su primera palabra. Ya verás cómo si eres constante con este truco, pronto verás cómo tu pegotete empieza a hacer frases más largas.

Limita el uso de las pantallas

En los artículos sobre televisión y apps infantiles, te explicaba por qué las pantallas no permiten a nuestras criaturas una interacción que permita desarrollar su lenguaje. No olvidemos que el lenguaje se desarrolla a través de la interacción social, y las pantallas no lo son. En este artículo tienes explicado por qué las pantallas afectan directamente al desarrollo infantil, incluyendo el lenguaje.

Incluso las videollamadas tienen sus limitaciones, y nunca podrán sustituir al contacto directo. Un buen ejemplo es cómo la educación online no está funcionando para muchos estudiantes, o cómo mi hija echa de menos a sus abuelos a pesar de hablar con ellos todos los días.

Juego y lenguaje

La mejor forma para estimular el lenguaje es… ¡Hablando! Así que tenemos que buscar situaciones que ofrezcan oportunidades para que nuestro pegotete hable. Huye de juguetes con luces y sonidos que no permitan la interacción. Y opta por aquellos que promuevan el diálogo y la creatividad. Aquí tienes nuestras recomendaciones de juguetes para 1 a 2 años, y para los de 3 años.

No olvides los juegos de mesa, en los que la interacción es obligada y son geniales para animar a que nuestro hijo e hija practiquen su lenguaje. Haciendo preguntas, respondiendo o simplemente hablando sobre cada jugada.

Y por supuesto la joya de la corona para estimular el lenguage es: ¡El juego dramático! Jugar a las familias, las profesiones o los restaurantes, permiten a tu pegotete practicar su lenguaje sin presión ni miedo a equivocarse. ¡Prueba en casa!

Canciones

Vuelvo a hablarte de las canciones porque cantar no se reduce a cuando los niños y niñas son bebés. Consulta nuestro artículo de audiocuentos para ver los libros cantados que más nos gustan.

Las canciones infantiles permiten desarrollar el lenguaje al contar con una melodía siempre pegadiza que invita a cantar y bailar. Además, la repetición da seguridad a nuestro pegotete para tratar de cantarla por sí mismo. Así que no dejes de cantarles, incluso cuando ya sepan hablar.

Seguir instrucciones con varios pasos

Otro aspecto del lenguaje del que a veces nos olvidamos es que es expresivo pero también receptivo. En el aula solemos evaluar ambas dimensiones para asegurarnos de que el lenguaje se está desarrollando correctamente. Así que a la hora de estimularlo, no olvides prestar también atención al lenguaje receptivo.

juguetes para estimular el lenguaje

¿Mi hijo o hija entiende lo que le digo? Prueba a darle instrucciones con diferentes pasos y ver si es capaz de seguirlos correctamente. Por ejemplo: “Tráeme un libro de tu habitación”. Más adelante, podremos ampliar estas instrucciones con más pasos, como por ejemplo: “Tráeme un libro, da una palmada y después un salto”. Seguro que acaba por ser un juego muy divertido.

Todos los sonidos no se adquieren a la vez

A la hora de hablar, muchas de las preocupaciones están relacionadas con la pronunciación y articulación. Es decir, el niño o niña sabe hablar pero hay muchos sonidos que aún no pronuncia correctamente.

Antes de alarmarse, hay que recordar que no todos los sonidos se adquieren a la vez. Aquí os comparto una tabla con la adquisición de fonemas según la edad vista en la maravillosa web de recursos Orientación Andújar por la cuenta terapiadelenguajepl.

Fonemas para estimular el lenguaje

Como ves, las combinaciones silábicas son las últimas en adquirirse, así como la r fuerte. Lo mismo sucede con las palabras de más de dos sílabas, ya que cuando están empezando a hablar es normal que sólo digan las primeras o las últimas.

Mi consejo es que mantengas contacto directo con pediatra y maestra, ya que los estudiantes son evaluados periódicamente y observados diariamente. Respeta sus ritmos de desarrollo y no esperes que domine todos los sonidos del español a la vez.

¡A practicar en casa!

Hasta aquí nuestros consejos para estimular el lenguaje en pegotetes más mayores. Recuerda que a veces es cuestión de paciencia, por lo que presionar a nuestro hijo o hija para hablar suele producir justo el efecto contrario. Por ejemplo, en el caso de niños bilingües, ese posible “retraso” del habla inicial, se debe sólo a la adquisición de ambos idiomas, pero a la larga no supone ningún problema, sino todo lo contrario. Aquí te explico cómo.

Por otro lado, en caso de necesitar ayuda de un especialista o terapeuta, puede que sea sólo un “empujón” algunos meses, por lo que no tenemos que verlo como algo negativo o permanente.

Practica estos consejos en casa y usa el formulario de contacto si necesitas más ayuda o quieres una asesoría. Por supuesto, puedes dejar tus dudas o comentarios abajo en el blog o en redes sociales. ¡Os leo!

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de Kira y Leo. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

1 comentario

8 Consejos para que tu bebé empiece a hablar - Pegotetes · 26 de febrero de 2021 a las 16:57

[…] De actualidadCómo estimular el lenguaje en niños que ya hablan […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: