¿Tienes a tu hijo o hija asistiendo a clases virtuales y no está funcionando? A pesar de los esfuerzos de familias y maestros, la educación online no parece funcionar para todos. Hoy te explico cómo lograr que tu pegotete aproveche al máximo estas clases y continúe su aprendizaje desde casa. ¿Quieres saber cómo?

¿Por qué no funcionan las clases virtuales?

La Educación Online para familias es el método que la pandemia nos ha obligado a adoptar este año 2020. Los períodos de cuarentena o confinamiento en casa seguirán estando presentes por un tiempo, por eso es vital hacer de la Educación Online para familias una buena experiencia.

Este año estamos aprendiendo mucho sobre la Educación Online para familias. En casa, las madres y padres hemos tenido que adaptarnos a unas rutinas que nos han obligado a ser ayudantes del maestro sin formación previa. Por otro lado, las maestras y maestros hemos tenido que volvernos expertos en plataformas digitales y herramientas online en cuestión de días.

clases virtuales en casa
Photo by Thomas Park on Unsplash

Reconozco que parte del éxito de la educación online en casa depende muchísimo de las familias. Sin el apoyo diario de madres, padres, abuelas, tías, amigas, etc. que están preocupadas de que los estudiantes se conecten desde casa y presten atención a nuestras explicaciones, la educación online sería aún más difícil de lo que ya es.

¿Cómo apoyar desde casa la Educación Online?

Estos son los consejos para familias y estudiantes que, por opción personal u obligada por la pandemia, tienen que recibir clases a distancia a través del ordenador.

  • Sigue la misma rutina de la escuela. Respeta los horarios y ayuda a tu pegotete a madrugar y estar listo a la hora de comenzar. A menudo vemos cómo muchos estudiantes se conectan tarde, o desayunan en mitad de la clase de lectura.
  • Apoya a tu pegotete pero no realices la tarea por él. Como maestra, es muy frustrante ver cómo las madres susurran a sus hijos la respuesta. Entiendo que ayudar es algo innato en las mamás, pero esta conducta no ayuda a nadie, ya que las maestras necesitamos ir ajustando nuestra instrucción a diario y, si las mamás le resuelven todas las tareas, nunca podremos ajustarnos a las necesidades reales del estudiante. Esto es especialmente importante en los exámenes, ya que ahora son online.
  • Incluye en los horarios de la tarde, un momento para hacer la tarea. Ahora la tarea es digital, así que al principio tu hijo tardará en acostumbrarse a hacerlo él sólo.
  • Ayuda a tu hijo o hija a familiarizarse con las plataformas digitales que estén usando en clase para fomentar su independencia. Al principio dependerá de un adulto para aprender a manejar su ordenador, pero si le enseñamos a hacerlo él en lugar de hacérselo siempre nosotros, le ayudamos a ser autónomo.
  • Busca un lugar de trabajo adecuado para tu hijo o hija. Proporciónale una silla y mesa para que pueda colocar su portátil y cuaderno para escribir. Sé que la situación de cada familia es complicada y no hablo de comprar un escritorio y silla específicos. Simplemente anímale a estar sentado siempre en el mismo sitio, ya que es muy habitual ver a estudiantes desde la cama, tumbados en el sofá o en el suelo.
  • Dentro de tus posibilidades, trata de facilitar a tu pegotete todos los materiales que vaya a necesitar y que estos estén listos desde por la mañana. Cuadernos, rotuladores, lápices y libros de texto deben estar en su lugar de trabajo. Ayuda a tu hijo e hija a ser responsable con sus materiales y tenerlos preparados.
  • Aprovecha los descansos para descansar. Parece obvio pero los estudiantes no pueden estar tanto tiempo “pegados” a la pantalla. Por eso los maestros solemos tener muchos descansos y animamos a los estudiantes a levantarse de la silla, andar, beber agua, ir al baño, etc.
  • Conviértete en la aliada de la maestra y no su crítica. Las maestras y maestros lo estamos haciendo todo lo mejor que sabemos y tener el apoyo de la familia es esencial.
  • Llega a acuerdos entre el estudiante y su maestra si no logra seguir los consejos anteriores. Sabemos que los pegotetes no se comportan igual con su madre que con su maestra. A veces una reunión entre los tres facilita que el estudiante vea que su comportamiento en casa tendrá repercusiones con la maestra. Piensa en actividades motivantes para recompensar si logra cumplir todo lo anterior. Muchos estudiantes han logrado pasar de la cama a una silla y mesa y, a veces el simple reconocimiento verbal es suficiente para recompensar su comportamiento.

Homeschool, una alternativa a la Educación Online

El “homeschool”, o enseñar a tu pegotete en casa, es una modalidad muy popular en EEUU, ya que permite a las familias tener a los niños y niñas en casa y ser las propias madres o padres quienes les enseñan. Tienen los mismos exámenes que los estudiantes que asisten a la escuela presencial, además de contar con comunidades de aprendizaje para no perder la interacción social con otros niños y niñas de la misma edad.

Photo by Sigmund on Unsplash

Nosotros llevamos ya varios meses con mi hijo e hija en casa, así que hemos optado por diferentes metodologías de trabajo que seguro que te dan muchas ideas para continuar la educación desde casa:

  • Primero tuvimos que cambiar rápidamente las rutinas cuando empezaron a cerrar las escuelas por el Covid-19. Aquí te cuento cómo nos organizábamos.
  • Hemos probado el Aprendizaje por Proyectos. Una maravilla de experiencia pero que para mi familia no es viable mantener a largo plazo, ya que tanto mi marido como yo trabajamos a tiempo completo.
  • Y por último, hemos ido ajustando la metodología al carácter y necesidades de mis dos pegotetes y en un próximo artículo te contaré lo que mejor nos está funcionando ahora en casa.

¿Qué actividades académicas hay que priorizar?

Como maestra, no soy muy partidaria de mandar tarea o deberes a mis estudiantes. Sin embargo, las familias suelen pedir consejos para ayudar a sus hijos e hijas en casa.

Como madre, trato de priorizar la lectura por encima de otras actividades. Te recomiendo visitar la sección de literatura infantil del blog con recomendaciones geniales para tus pegotetes. Desde bebés hemos fomentado este hábito en casa y trato de destinar al día muchos momento para leer. Esta es también de las pocas “tareas” que mando a mis estudiantes: ¡Lee un poquito todos los días!

Photo by Jerry Wang on Unsplash

Para pegotetes más pequeños como los míos, la motricidad fina es de las mejores actividades y con múltiples opciones para hacer en casa. Recortar, plastilina, colorear, rasgar papel, etc. son estupendas opciones. La lectoescritura y matemáticas también son apropiadas sin llegar a presionar por su aprendizaje, siempre a modo de juego. Otras áreas como el arte, la música o las ciencias, pueden ser elegidas semanalmente. Recuerda la importancia de dar varias opciones a elegir para fomentar su autonomía y motivación.

No olvides la actividad física, al menos 60 minutos al día de moverse, correr, saltar, pasear, etc. Es un área que a menudo olvidamos cuando estamos mucho tiempo en casa, y es igual o más importante que el resto de actividades.

¿Las pantallas son un buen complemento educativo?

El tiempo destinado a las pantallas ha aumentado desde que pasamos más tiempo en casa. Ya te hablé acerca de mis recomendaciones sobre Infancia y Televisión, así como mis apps educativas favoritas. Te recomiendo leer ambos artículos si quieres profundizar en el tema.

A modo general, te recuerdo no extender a más de 1 hora al día el tiempo total de pantallas, no usarlas de “niñera” todo el tiempo y supervisar qué están viendo, y optar con contenido educativo y de calidad.

Pero lo más importante, no te sientas culpable si un día tus hijos ven la televisión más del tiempo establecido, o juegan con su tablet solos mientras tú haces otras cosas. En mi casa, teletrabajando ambos, y sin apoyo social familiar cerca, tirar de pantallas muchas veces es una solución perfecta. Y no por ello somos malas madres, ni tenemos que sentirnos mal.

¡Mucho ánimo!

Recuerda que la vida depende mucho de cómo nos la tomemos. Podemos ver esta situación como una pesadilla que parece que nunca acaba. O como una oportunidad para trabajar con nuestros hijos e hijas e implicarnos en su proceso de aprendizaje. Reconozco que yo misma voy fluctuando entre ambas opciones según el día.

Si lo vemos como algo positivo, seguro que ayudará a motivar a nuestro pegotete a trabajar diariamente y tener una mejor experiencia familiar en las clases virtuales.

¿Cuáles están siendo las principales dificultades de la educación online en casa? ¿Cómo te puedo ayudar? No olvides contactar conmigo en la opción de contacto del blog, o bien directamente en el correo pegotetes@gmail.com


Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de Kira y Leo. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

1 comentario

¿Cómo hacer que tus clases virtuales sean más efectivas? - Pegotetes · 6 de diciembre de 2020 a las 17:14

[…] de los consejos para las familias y estudiantes en casa en el artículo de Educación online para familias, hoy te hablo del otro lado, de esos consejos para maestras y maestros sobre la educación a […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: