Si hace unos meses escribía acerca del conflicto entre Rusia y Ucrania y cómo podemos hablar de la guerra con niños, hoy despertamos en EEUU con un nuevo tiroteo en una escuela de Uvalde, Texas, que deja ya más de 20 muertos. Desde el dolor y la rabia, escribo este artículo para concienciar y ayudar a las familias que por desgracia hayan vivido cualquier tipo de violencia y quieran saber cómo saber hablar con niños de la violencia y cómo prevenirla. 

¿Por qué ocurren estas tragedias?

Lo primero que nos pasa por la cabeza ante tragedias o masacres como la de Robb Elementary es… ¿Por qué?. Tratamos de buscar más información sobre el culpable y a veces se nos olvida que puede que nunca entendamos las razones.

hablar con niños de la violencia

Desde luego la salud mental juega un papel importante, pero si situamos la tragedia en EEUU, el fácil acceso a las armas es sin duda el factor clave. Sin extenderme demasiado en el contexto cultural, os dejo este artículo por si queréis saber algo más sobre el tema.

Buscar razones que puedan justificar la violencia parece que nos ofrecería algo de paz mental, pero en la mayoría de ocasiones, el hecho de no encontrarlas nos produce aún más ansiedad. Nuestros pegotetes, hijos o estudiantes, nos van a preguntar ¿Por qué?, ya que también quieren entenderlo. Sin embargo, debemos ser sinceros y ofrecerles consuelo, porque muchas veces nuestra respuesta será: No lo sé.

Consejos para hablar con niños de la violencia

Aunque la reciente noticia tenga que ver con un tiroteo con arma de fuego en una escuela, estos consejos pueden extrapolarse a otros tipos de violencia: violencia doméstica, acoso escolar o bullying, palizas, muertes por arma blanca o ataques terroristas. Todo lo que suponga un impacto o sacudida a nuestras rutinas y sea una noticia que, o bien por cercanía, o bien por impacto mediático, nos afecte y sea necesario hablar con niños de la violencia.

hablar con niños de la violencia

En este caso, como madre y maestra viviendo en EEUU, hablaré de los consejos que estoy aplicando en casa y en el aula para hablar con niños de la violencia. Espero que te sirvan y puedas adaptarlos a tu realidad:

  • Olvidemos los por qué y centrémonos en las emociones. ¿Cómo te hace sentir? Sentimientos de miedo, tristeza, confusión, ira y ansiedad serán habituales en nosotros y en nuestros niños y niñas. Identifica tu emoción, ponle nombre, y normalízala. No las ignores. Valida su emoción y explica que sentirnos así es normal.
  • Dedica momentos a reconocer también las tuyas. Como madre y maestra, sentimientos de protección y pánico a mandar a mis hijos a la escuela han aparecido estos días. Trata de ser consciente de ellas y piensa en aquellas acciones que están bajo tu control. Puedes hablar con la escuela de tus hijos o tu propia escuela acerca de las medidas de seguridad, por ejemplo.
  • Asegura a tus hijos y estudiantes que en la escuela están seguros y que los maestros y padres vamos a hacer todo lo posible por protegerlos. Hay que tratar de evitar que los pegotetes dejen de querer ir a la escuela por miedo.
hablar con niños de la violencia
  • Si son niños más mayores, puedes hablar abiertamente de los protocolos de seguridad de la escuela y preguntarles qué saben sobre el suceso y cómo se sienten al respecto. Comienza a tratar temas tan delicados con preguntas, deja que ellos guíen la conversación y evita ofrecerles toda la información a la vez. 
  • Como ya pasaba al hablar de la guerra, limita el acceso a noticias e imágenes relacionadas, especialmente si son niños pequeños. Ten cuidado de no alarmar en casa. Intenta tú también desconectar de noticias y redes sociales un tiempo para dejar de sobreexponerte a la noticia una y otra vez. 
hablar con niños de la violencia
  • Trata de mantener las mismas rutinas en casa y en la escuela, ya que es lo que da seguridad a los niños y niñas al poder predecir así lo que pasará a continuación y tener cierto control sobre sus vidas. Haz tú lo mismo.
  • Busca actividades felices que sirvan para contrarrestar las emociones negativas que sentimos ante sucesos así. Nosotros liberamos nuestras mariposas al día siguiente y de hecho ese fue mi momento más feliz de aquel día.

Cómo prevenir la violencia desde la familia y la escuela

Cuando digo “prevenir” desde luego no me refiero a “evitar”. No tenemos recetas mágicas que nos ayuden a saber cuándo una tragedia violenta va a suceder. Sin embargo, sí que podemos dotar a nuestros hijos y estudiantes de habilidades que les permiten hacer frente a estas situaciones.

  • Enseña a resolver los conflictos de manera pacífica, mediante el diálogo o la mediación. Tanto en casa como en la escuela, los conflictos entre iguales son habituales, no podemos evitarlos pero sí enseñar a resolverlos sin usar la violencia.
  • Tanto si eres maestra como madre, dedica tiempo a hablar de emociones. Hay actividades maravillosas de educación emocional para identificar y validar emociones. La salud mental es vital también en nuestros pegotetes. Las tecnicas de relajacion o mindfulness también son buenas estrategias para cuidar esa salud mental.
  • Observa a tus niños y niñas y pide ayuda si crees que la necesitan. Estate alerta si hay cambios de comportamiento o en sus rutinas de trabajo, sueño o alimentación. Puede que necesite ayuda especializada de profesionales.
  • Promovamos una cultura de no violencia en casa y en las aulas. Enseñemos habilidades para la colaboración y cooperación, en lugar del individualismo y la competencia. No tenemos claro la causa de la violencia, pero podemos tratar de dotar a nuestros hijos y estudiantes de habilidades que minimicen su impacto en caso de ser víctimas o testigos.
  • Eduquemos en resiliencia, es decir, a afrontar cambios y situaciones difíciles sabiendo hacer frente a ellas. Recordemos a nuestros hijos y estudiantes sobre otras situaciones pasadas tristes o traumáticas y cómo fueron capaces de superarlas. Hacerles ver que en el pasado fueron capaces de superar otras situaciones parecidas, les hace sentirse más preparados para afrontar otras nuevas. ¿Recuerdas lo triste que estabas cuando murió la abuela y cómo poco a poco fue pasando el tiempo y aprendiste a sentirte mejor? ¿O cuándo nos cambiamos de barrio y escuela?

  • Eliminemos sentimientos de odio y prejuicios o racismo. Podemos usar estos libros para empezar a hablar sobre estos sentimientos, ser conscientes de ellos, y transformarlos en otros más positivos para nuestra sociedad.

Y nosotros como adultos… ¿Qué podemos hacer para cambiar las cosas?

Entiendo que al vivir en EEUU y siendo mis hijos americanos en edad escolar, el acceso a las armas y la violencia hacia las escuelas es un tema que me toca de cerca, ya que además voy todos los días a trabajar a una de ellas.

Estas son algunas de las acciones que puedes hacer para tratar de solucionar el problema y hacer algo de presión para que cambien las leyes:

  • Hazte eco en tus redes sociales para concienciar sobre la necesidad de cambiar la legislación y prevenir situaciones de violencia, ya sea limitar el acceso a armas en EEUU, o bien proteger a las mujeres en la violencia de género, entre otras.
  • Infórmate sobre el impacto de la violencia en tu país. En Amnistía Internacional o Unicef tienes muchos artículos interesantes sobre cómo afecta la violencia a niños en diferentes países con datos concretos para poder tener información real y datos contrastados.
  • Asociaciones como la de Everytown están empezando a actuar para solucionar este problema. Aquí tienes otras asociaciones similares.

Espero que de nuevo este artículo te haya servido de ayuda y no olvides compartirlo con otras familias o educadores que puedan necesitarlo. La violencia es siempre un suceso inexplicable, pero es además inconsolable cuando hablamos de violencia hacia la infancia.

Nos vemos en redes sociales y recuerda abrazar un poquito más fuerte esta noche a tus hijos o hijas.


Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

2 comentarios

Cómo hablar de la guerra de Ucrania con niños pequeños · 9 de junio de 2022 a las 11:27

[…] La misma opinión tenemos cuando son noticias o situaciones cercanas que implican algún tipo de violencia. En este último artículo te cuento más consejos cuando tuvimos que hablar en familia y en la escuela sobre la violencia y las armas en las escuelas de EEUU. […]

Libros infantiles que ayudan a hablar de diversidad sexual - Pegotetes · 12 de junio de 2022 a las 21:09

[…] De actualidadEstrategias para hablar con niños de la violencia […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: