¿Cuándo pueden empezar los niños y niñas a ver la televisión?, ¿cuánto tiempo es el máximo que pueden hacerlo?, ¿cuáles son los mejores programas para los más pequeños?, ¿puedo introducir la tele en mis rutinas?, ¿hasta qué punto es perjudicial?. Al igual que yo, seguro que alguna vez te has hecho todas estas preguntas, así que voy a tratar de responderlas. Hoy te cuento mi opinión sobre la televisión en la infancia, la teoría y la práctica real en mi casa. ¡Sigue leyendo!

¿Qué dice la teoría?

Supongo que a estas alturas nadie se atreverá a decir que ver la televisión es beneficiosa para los niños y niñas de corta edad. Sabemos los efectos nocivos de ver la televisión, especialmente cuando esto ocurre antes de los dos años.

Enganchar a los pegotetes a la televisión es la gran solución a esos ratos que están imposibles y nosotras tenemos que hacer otras cosas. Pero es este efecto pasivo el gran peligro de la televisión. Los niños y niñas están “asombrados” por la televisión. No hay interacción. Son un medio de recepción de estímulos trepidantes y no exige ningún esfuerzo ni actividad social. De ahí el peligro.

Por tanto mis consejos y postura respecto a la televisión en la infancia son los siguientes:

  • Convierte el visionado de televisión en un proceso activo: ve la tele con tu hijo a hija, habla sobre lo que ves, hazle preguntas, elegir juntos el programa, etc.
  • Puede convertirse en un momento más de ocio en lugar de un escape para las familias. Igual que existe la “noche de pizza”, crea “los domingos de película”, en los que toda la familia elija y disfrute de una película juntos.
  • Selecciona el contenido y la edad. Elige contenido apropiado que fomente valores positivos y evite estereotipos o conductas poco deseables. Te recomiendo también revisar siempre la edad recomendada, ya que muchas veces no es la sugerida por la distribuidora. Esta web de Common Sense Media es la que usamos en casa para saber las edades recomendadas para películas y series. ¿Conoces alguna guía similar en español?
  • Limita el tiempo de televisión diario o semanal. Recomiendan menos de 1 hora al día y siempre que no quite tiempo a otras actividades esenciales como la actividad física y el sueño.
  • Trata de evitar las rabietas cuando apagamos la tele y ellos quieren seguir viéndola. Ve avisando del tiempo que les queda y establece esas condiciones antes de encenderla: “vemos un capítulo y después apagamos”. En mi casa es mi hija mayor la que le da al botón de apagar y eso ha ayudado mucho a evitar llantos. Y si los hay, toca aplicar alguna técnica de relajación para volver a la calma.
  • Evita ver siempre la televisión durante todas las comidas o dejarla encendida “de fondo” todo el tiempo.

¿Qué sucede en la práctica?

La teoría sobre los efectos perjudiciales de la televisión en la infancia son claros, pero no siempre seguimos todos los consejos. Al final no podemos ser padres y madres modelos, ni tener una vida en la que optimicemos la educación por encima de todo. Sí, yo trato de no poner la tele demasiado a mis pegotetes. Pero tampoco me avergüenzo de decir que en mi casa se ve la tele. ¡Así es!

Mi generación creció con la televisión puesta a todas horas. Seguramente podríamos haber dedicado nuestro tiempo a cosas mejores, pero tampoco arruinaron nuestra infancia. O al menos, no la mía. Este artículo recoge bastante bien mi postura, y es que debemos dejar de sentirnos culpables por todo.

  • No, mis hijos no comen toda la verdura que deberían.
  • No, mis hijos no son los primeros de la clase en todo.
  • Sí, mis hijos a veces pegan, se enfadan y no me hacen caso.
  • Sí, yo a veces pierdo los nervios también.
  • No, no siempre cocino todo en casa.
  • Sí, en mi casa se ve la televisión.

Como madre aún tengo que aprender a no sentirme culpable por todo, y creer firmemente que trato de darle a mi hija e hijo la mejor educación y cuidados. Evidentemente, no cumpliré todos los requisitos de madre o familia perfecta, pero sinceramente, tampoco pretendo serlo.

¿Qué hacemos en mi casa?

Con mi hija mayor de 3 años y medio esperamos a los 2 años antes de ver la televisión, pero apenas estaba interesada. No ha sido hasta hace poco cuando ha empezado a mostrar interés. Le encantan los cuentos y la lectura, y para ella las películas y series de piratas, aventuras y princesas, son una forma más de ocio.

Pero a nuestras vidas llegó su hermano hace más de año y medio y claro, dejar a la mayor ver la tele y prohibírselo al pequeño ha sido imposible. Así que tratamos de ver la televisión con ellos y reducir el tiempo todo lo que podemos.

dos niños viendo la tele
Los dos pegotetes viendo sus dibujos favoritos en la tele

Entre semana sólo ponemos dibujos infantiles por la tarde y menos de 30 minutos antes de cenar. Si están jugando entretenidos ni se acuerdan de pedir ver la tele, así que no sucede todos los días.

Los fines de semana ampliamos algo más el tiempo y podemos ver una película recomendada para la edad de mi hija. Mi hijo no aguanta mucho tiempo si la película dura más de 30 minutos, y siempre acaba jugando con nosotros.

¿Qué películas y series recomiendo para niños y niñas de 3 años?

Tratamos de ver las películas en español por el mismo motivo que enseño a mi hija las letras en español. Donde vivimos el idioma mayoritario es el inglés, así que trato de reforzar el español en casa para que no lo pierdan. Plataformas como Netflix, Amazon Prime TV y Disney+ tienen la opción de cambiar el idioma a casi todo su catálogo.

Siguiendo las recomendaciones por edad y los consejos que os he dicho sobre infancia y televisión, estas son las series y películas que disfrutamos en mi casa.

Series

Todas estas series son para niños y niñas de 3 y 4 años. Tienen características similares como transmitir valores positivos y familiares, tener un argumento simple y repetitivo, incluir aprendizajes como letras o matemáticas, etc.

Pocoyo y sus amigos
Pocoyo y sus amigos
  • Daniel Tigre: Serie y película de un tigre y su familia. Dibujos muy limpios, con valores como la amistad, el amor a la familia y la comunidad. Al final del capítulo incluyen aplicaciones a la vida real de lo visto en los dibujos.
  • Pocoyo: En mi casa es uno de los dibujos favoritos de mi hijo pequeño. Tiene una duración perfecta para esos ratitos antes de la cena o cuando no tenemos mucho tiempo de ver un capítulo más largo.
  • Masha y el Oso: Últimamente mi hija ha empezado a ver esta serie de una niña y un oso. Son unos dibujos de inspiración rusa, e incluyen canciones y personajes de cuentos clásicos.
  • Jake y los Piratas de Nunca Jamás: A mi hijo e hija les encanta jugar a los piratas. Ya hablé de las Búsquedas del Tesoro que preparamos en mi casa, así que era de esperar que adorasen esta serie.
  • Las 3 Mellizas: Últimamente mi hija está disfrutando mucho con estos dibujos españoles de tres mellizas que viven aventuras dentro de cuentos clásicos.
Daniel Tigre

Películas

Cuando hablamos de infancia y televisión no podemos dejar de mencionar a Disney, ese imperio infantil que ha logrado que en mi casa nos sepamos todas las canciones de Frozen. Pero mucho cuidado con estas películas, principalmente las clásicas.

No es ningún secreto que Disney ha sido muy machista, e incluso en sus últimas películas donde las protagonistas son princesas valientes e independientes, siempre acaba existiendo un personaje masculino que las salva o ayuda a lograr su objetivo. Aquí hacen un buen análisis de esta evolución en estereotipos que ha tenido Disney.

Lo primero es seleccionar la edad y el tipo de película. Si no podéis evitar Disney, elegir bien las películas y evitar aquellas que fomenten estereotipos de género o culturales. Vuelvo a recomendar el visionado de películas en familia, para poder explicar y revertir esos estereotipos. Tratar de contrarrestar con otros modelos menos sexistas como los libros sin estereotipos de género que os recomendé hace poco.

Mi Vecino Totoro de Estudios Ghibli
Mi Vecino Totoro de Estudios Ghibli
  • Películas Disney para 3-4 años: El libro de la Selva, la saga de Campanilla, Peter Pan, Buscando a Nemo, etc. Mi hija ha visto algunas más, pero han acabado dándole miedo o poniéndose muy triste. Recordemos que Disney está lleno de dramas: el padre de Simba, los padres de Elsa, etc. Así que recomiendo siempre ver la edad recomendada por fuentes externas al propio Disney. No es necesario prohibir Disney, sólo hacer una buena selección.
  • Películas del estudio Ghibli: Mucho mejor opción que Disney desde mi punto de vista. Películas infantiles japonesas que transmiten valores como el cuidado de la naturaleza, el amor por la familia, la amistad, etc. Recomiendo empezar por Ponyo, Mi Vecino Totoro y Kiki: entregas a domicilio. Adoro Ghibli así que prometo futuro artículo sobre sus mejores películas.
  • Spookley la Calabaza Cuadrada: A mi hija le encanta esta historia sobre una calabaza cuadrada que acaba salvando a sus compañeras redondas.

Películas cortas

A veces no hay tiempo para una película larga y existen cortos maravillosos, muchos de ellos basados en libros, que también disfrutan y son parte de su ocio. Suelen durar unos 30 minutos.

¡Cómo mola tu escoba!
  • ¡Cómo mola tu escoba!: Todos los fines de semana piden ver esta película. Hace poco encontré este libro de Julia Donaldson en la Biblioteca y mi hijo de menos de dos años no para de ojearlo y señalarme los personajes para que le diga lo que son. ¡Les encanta!
  • El Grúfalo: Basado en otro libro de Julia Donaldson, en este caso primero conocieron el libro y después encontramos la película. Muy divertido y tienen incluso segunda parte.
  • Stick Man: También basado en un libro de la misma autora, cuenta la historia de un palo y su familia.

¿Ya tienes tus palomitas?

Siento si pensabas que te diría que prohibieras la tele a tus pegotetes, pero trato de no seguir esa “metodología de prohibir” en mi casa. No podemos aislar a nuestros hijos e hijas de la realidad, y las pantallas están presentes en sus vidas, incluida la televisión. Sin embargo, como padres y madres debemos asegurarnos que el tiempo de ocio de nuestros pegotetes no sólo lo ocupan sentados delante de la tele.

Te recuerdo la importancia de la lectura desde que son bebés, las actividades de matemáticas y lectoescritura, las actividades de arte y la música, aquellas para disfrutar al aire libre, etc. ¡Nunca cambies nada de esto por ver la televisión!

No te pierdas el artículo sobre Infancia y Apps infantiles, muy relacionado con el uso de pantallas, en concreto el uso de tablet y teléfono móvil. Pero de momento, ¿ya tienes tu película favorita para ver en familia?

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de Kira y Leo. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

4 comentarios

Liliana Andrea monsalve · 13 de octubre de 2020 a las 08:08

Estoy preocupada xq a mi hijo no le llama la atención para nada los libros, ni la lectura ni la escritura ni pintar. Este mes cumple 3 años. podrían recomendarme libros o actividades para mejorar esto?

Pantallas y Apps infantiles - Tablet - Familia - Pegotetes · 17 de noviembre de 2020 a las 06:17

[…] de hablar sobre la Infancia y la Televisión, hoy me gustaría hablarte del resto de pantallas a las que tienen acceso nuestros pegotetes: las […]

Los mejores audiocuentos infantiles como alternativa a las pantallas - Pegotetes · 19 de enero de 2021 a las 06:08

[…] te expliqué los riesgos del abuso de pantallas, tanto de televisión como de apps infantiles. A veces es complicado encontrar alternativas a las pantallas, ya que son […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: