Me ha parecido genial la propuesta de #Mi2020Bloguero de Madresfera de animarnos a compartir cómo nos ha ido este 2020 en el blog. Te invito a leer uno de los artículos más personales del año, haciendo balance del 2020, un año odiado pero que curiosamente también ha sido de los mejores de nuestras vidas. ¿Quieres saber por qué?

El blog de Pegotetes en 2020

Hablar del blog de Pegotetes en 2020, al final es hablaros de mi vida este año. Pegotetes surgió en julio como una ventana a trocitos de nuestra vida, sin forzar nada, ni preparar nada que ya no hiciéramos antes. Todo lo que leéis es lo que hay.

El blog tiene sus subidas y bajadas, según el artículo de la semana o bien el tiempo que dedique a estar activa en redes sociales. Hay días que es muy divertido ver cómo un post tiene más “likes” que otros, y hay otros días que es muy frustrante ver cómo un artículo no llega a tantos como quisieras.

Me quedo con los mensajes de ánimo de amigas y desconocidas, y toda la gente interesante que voy conociendo. El día que deje de encontrarlo divertido, pues ya no tendrá sentido seguir. De momento es un proyecto que me ilusiona y que va creciendo poco a poco con propuestas muy chulas para el 2021.

Estos han sido los posts más leídos:

¿Pero qué ha tenido de bueno este 2020?

No te voy a hablar de lo malo, porque en nuestra rutina se han instalado palabras como “mascarillas”, “contagios”, “cuarentena”, “confinamiento”, “PCR”, etc. Palabras que hace un año parecían sacadas de una película de ciencia ficción.

En el balance del 2020 elijo quedarme con lo bueno. Porque para hablar de lo malo ya lo hacemos a diario en la mayoría de nuestras conversaciones con amigos y familia. Quiero que dentro de unos años, pueda releer este artículo y recordar todos los aprendizajes que tuvimos.

Balance del 2020

Y es que el 2020 no es un año perdido, sino un año diferente, que nos ha traído nuevas oportunidades y retos. Y del que hemos aprendido muchísimo, mucho más que de cualquier otro.

  • He podido enseñar a mi hija a leer y a sumar desde casa. Como maestra, esto era muy importante para mí este año, pero por falta de tiempo, nunca hubiera podido hacerlo en un “año normal”.
  • He empezado nuevo puesto de trabajo y me encanta.
  • He creado Pegotetes y de momento todo han sido alegrías.
  • Todos los que queremos están sanos y esperando poder vernos pronto.
  • Mi marido no sólo es un apoyo, ha sido la brújula de todo este año de cambios y retos.
  • Mis hijos son felices.
  • Y yo también.

¿Qué será de Pegotetes en 2021?

Creo que nos ha quedado claro que hacer predicciones es una estupidez. Tienes unos planes geniales y llega una pandemia, y de nada sirven. Pero forma parte de mi naturaleza planear y controlar mi futuro inmediato, así que esto me gustaría que fuese el 2021 para el blog:

Balance del 2020 con mascarilla
  • Tratar de ofrecer una maternidad real, en la que las mamás a veces perdemos los nervios y nos enfadamos y no podemos más. “Mamás felices y no perfectas” seguirá siendo la filosofía del 2021.
  • Empezar colaboraciones con diferentes instituciones y programas. De momento ya hay cerrados un taller y una colaboración de varios artículos para el próximo año. Soy bastante selectiva, así que estas colaboraciones deberán seguir la misma línea que Pegotetes.
  • Continuar ayudando a familias en lectoescritura y matemáticas. Seguiré escribiendo sobre cómo enseñar a leer, a sumar, a estimular el lenguaje de bebés y mayores, a escribir, etc.
  • Empezar el servicio de asesorías online a familias tratando de organizarme y hacerlo compatible con mi trabajo actual y familia.
  • Continuar compartiendo actividades y manualidades educativas para los pegotetes de diferentes edades, eligiendo aquellas que puedan realizar sin ayuda excesiva del adulto.

¿Y qué le pido yo al 2021?

Pues visto lo visto, le pido poco, la verdad. Al final el 2020 ha sido un año de reseteo, de volver a valorar las cosas realmente importantes. De ver quién está a tu lado, y quién no.

He reducido mi vida a lo esencial, a lo que de verdad me hace feliz, así que tengo todas las aspiraciones del mundo para el 2021, tanto personales como profesionales, pero eso ya me lo curro yo.

Al 2021 sólo le pido salud y que se lleve a ese maldito bichito que nos ha hecho la vida tan complicada.

  • Habrá más aviones y más viajes.
  • Más abrazos, ya sean en persona o virtuales.
  • Más proyectos profesionales.
  • Más aventuras con los pegotetes.
  • Más ganas de volver a comerse el mundo de nuevo. Aunque sea desde casa y con mascarilla.

Así que en el balance del 2020, nada de pensar que ha sido un año perdido. Porque hemos vivido, y la vida es vida, al fin y al cabo, así que tratemos de vivirla en positivo.

Gracias a todos los lectores y lectoras de Pegotetes por seguirnos todos estos meses. Está siendo todo un placer. ¿Y tú qué le pides al 2021?

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

2 comentarios

Pilar · 29 de diciembre de 2020 a las 20:17

Fenomenal, me ha gustado mucho.

    Pilar Gonzalez · 29 de diciembre de 2020 a las 20:35

    ¡Muchas gracias! A prepararse para el 2021 y gracias por leer Pegotetes.

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: