El 2021 se acaba y abrimos el 2022 con la misma incertidumbre que el anterior. Desde Madresfera nos proponen hacer balance de este 2021, así que yo aprovecho para explicarte por qué he decidido empezar mi maternidad en 2022 sin marcarme propósitos. ¿Te pica la curiosidad?

Balance personal del 2021: Un año para parar

Si recibíamos el 2021 con incertidumbre ante la pandemia y ese bicho llamado Coronavirus, ahora lo acabamos con la sensación de “seguimos igual”. Pero oye, que seguir igual que estábamos ya es una buena noticia, ¿verdad?

Hemos reducido nuestras ambiciones de trabajos mejores, encontrar parejas ideales y viajar por todo el mundo, a lo que de verdad importa: la salud. Ya sólo pedimos “seguir igual” y no acabar nosotros o los que queremos, hospitalizados por una nueva variante de este virus que nadie entiende.

El 2021 para mí ha sido un año de parar, ya que contraer el Covid-19 en Julio marcó un antes y un después. He vivido situaciones complicadas en mi vida, pero nada comparable al mes de agosto. Después de cinco meses y aún con revisiones médicas de Covid persistente, trato de dejar todo eso atrás y ser lo más optimista posible.

Ese ha sido mi aprendizaje del 2021, que al final todo se pasa, puede que no tan bien o rápido como me gustaría, pero la vida continúa y nosotros con ella.

Balance del blog de Pegotetes en 2021

Este año he aprendido que un blog requiere de muchísimo trabajo y es muy poco agradecido. El SEO y algoritmo de las redes sociales hace que tengas que esclavizarte y dedicar tiempo en hacer “likes”, comentar, subir “stories”, palabras clave, elegir los “hashtags”, no dejar pasar más de algunos días sin dar señales, etc. El parón de más de un mes que tuve que hacer en verano por culpa del Covid hizo que las visualizaciones de Pegotetes descendieran en picado, siendo muy complicado recuperarlas una vez volví a estar activa.

De nuevo, tocó hacer balance y decidir… ¿Me compensa? Y la respuesta es NO. Pegotetes no es mi trabajo, a ese ya dedico mis 8 horas diarias. Pegotetes es una afición en la que cuento mis experiencias como madre.

Pero si me paso el escaso tiempo libre que tengo pegada al móvil o al ordenador para hablar de mi maternidad, en lugar de efectivamente estar con mis hijos. ¿Qué sentido tiene?

Así que, a pesar de tener menos visitas y seguidores, opté por programar mis artículos, posts y stories en redes sociales para no sacrificar tiempo con mis pegotetes. Y oye, mucho mejor así.

Mi tiempo es muy valioso, como el de todas, así que ahora trato de usarlo de manera más efectiva: seguir creando contenido interesante y valioso para la comunidad de Pegotetes. Dedicar más tiempo al blog y crear artículos de calidad, aunque tenga que espaciar las publicaciones en varias semanas.

El error de marcarse propósitos de Año Nuevo

Recuerdo todos los propósitos que me marqué para el 2021 y cómo seguramente no he cumplido ninguno. Y está bien, y aquí seguimos.

Empezar a ir al gimnasio, buscar un mejor trabajo, hacer más actividades con mis hijos, dedicar más tiempo a cuidarme… ¿No sería maravilloso?

Pero no voy a marcarme ni un sólo propósito que no sabré si podré cumplir. Porque si algo hemos aprendido es a no poder planear a largo plazo, y así elimino la terrible CULPA que aparece cuando siento que me he defraudado a mí misma, por no poder cumplir mis propias metas.

como afronto la maternidad en 2022 sin marcarme propositos

Cómo afronto la maternidad en 2022 sin marcarme propósitos

Este año 2022 no tengo metas. Quiero disfrutar y estar tranquila, y reducir culpa y autoexigencias de mi vida. Para vivir la maternidad en 2022 sin marcarme propósitos me planteo lo siguiente:

  • ¿Que no hago manualidades con mis hijos? No pasa nada, ya hacen muchas en la escuela.
  • ¿Que no puedo hacer bici una semana? No hay problema, seguro que hay una buena excusa para no haber hecho.
  • ¿Que la casa no está siempre ordenada? Pues será porque hemos estado jugando y no habrá dado tiempo recoger, mañana lo hacemos.
  • ¿Que he perdido los nervios con mis hijos? Me tranquilizo y reflexiono cómo puedo evitarlo la próxima vez, sin la culpa de “mala madre” y queriéndome un poquito más como persona real que también pierde los nervios.
  • ¿Que no soy la madre perfecta? Pues debo ser entonces más feliz, que la perfección trae muchos quebraderos de cabeza.

Y así con todo. Si quiero viajar más, pues viajo. Si quiero un trabajo mejor, lo busco. A la marcha, sin tener que decidir en enero cómo quiero que sean los próximos 12 meses de mi vida. ¿Por qué? Porque la vida es cambio y si yo no soy la misma de hace un año, vete a saber la que soy dentro de 4 meses.

Os deseo un 2022 sin camino definido, sin saber qué hacer, ni qué propósitos tener. ¡No hay plan! Cada día es una oportunidad para cambiar propósitos por acciones, acertar, equivocarte y saber que a pesar de todo, estás siendo la mejor madre que tus hijos pueden tener.

¡Feliz 2022!

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

1 comentario

Carnaval de post: Repaso al año con #Mi2021Bloguero – Madresfera · 1 de marzo de 2022 a las 17:33

[…] Cómo afronto la maternidad en 2022 sin marcarme propósitos […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: