¿Temes la llegada de las vacaciones escolares porque no sabes qué harás con tus hijos? Se acercan las vacaciones y ahora con el Covid-19 cada vez pasamos más tiempo juntos en casa. Lo que para muchas familias es una alegría, para otras muchas es una pesadilla, ya que a más tiempo juntos, más conflictos, rabietas y peleas. ¿Te resulta familiar? Después de leer los consejos de hoy tendrás más herramientas, ideas para actividades y consejos para, no sólo vivir estas vacaciones sin estrés, sino además divertirte con tus hijos. ¿Me acompañas?

¿Por qué aumentan los conflictos en vacaciones?

Desde luego este año está siendo todo un aprendizaje para las familias. Cada vez pasamos más tiempo juntos y sin aviso previo, hemos tenido que restringir muchas actividades que nos permitían desconectar y tener un ambiente diferente al familiar.

  • Las oficinas se han cambiado por el portátil en el salón.
  • Las aulas han pasado a ser clases virtuales que requieren ayuda de la familia. Aquí te hablaba de consejos para hacer de la Educación Online una experiencia positiva.
  • Las visitas a museos, quedadas con amigos y amigas, actividades en sitios cerrados, etc. se han restringido y muchas familias hemos optado por evitarlas por salud y seguridad.
  • Los adultos también hemos disminuido las interacciones sociales con amigos y amigas. El círculo se ha reducido y muchas personas se han quedado fuera durante estos meses. La relación por videollamada o mensajes no es igual que unas risas en persona, y esto ha deteriorado mucho las relaciones.
  • El dolor por haber perdido a un familiar cercano, o no poder ver a los que siguen aquí, también está suponiendo un estrés y ansiedad añadidos.

Por todo lo anterior, estas vacaciones se presentan como un momento complicado que muchas familias no saben cómo afrontar. Normal. Aquí vienen mis consejos para reducir este estrés añadido a pasar tanto tiempo juntos, sumado a la situación de pandemia actual.

1. Olvida las manualidades perfectas

Si tienes cuenta en Instagram y sigues perfiles de educación o crianza, habrás visto como en época de vacaciones, especialmente las de Navidad, aparecen manualidades súper elaboradas dignas de cualquier tienda o museo.

¿Vacaciones sin estrés?

Para tener unas vacaciones sin estrés, a veces la mejor manualidad es dejar a tu pegotete folios, cartones, cajas, colores y acuarelas y… ¡A pintar! No es un concurso, y tus hijos e hijas no necesitan ganar ninguno. Y tú como madre tampoco.

  • Pregúntales qué quieren hacer. Si son lo suficientemente mayores, quizás te sorprendan. A veces es tan simple como jugar con plastilina o colorear.
  • Piensa en manualidades que puedan hacer ellos SOLOS. Si tienes que acabar dibujando, recortando y usando la pistola de silicona, ¡Olvídalo! No es una manualidad infantil.
  • No tienen por qué hacer una manualidad al día. Nosotros solemos hacer una a la semana en nuestros meses más creativos.
  • No hace falta que hagas todo en casa, las tiendas tienen mil soluciones que evitan que tengas que volverte una experta estas semanas.

¿Necesitas más ideas sobre manualidades? Aquí tienes las de Pegotetes para que no tengas ni que abrir Pinterest:

2. La tele no está prohibida

Sé que es un tema polémico y, sabiendo que puede que tenga muchas mamás en contra, os diré que en mi casa la tele NO está prohibida. En este artículo os hablé de las normas que tenemos en casa para el uso responsable de la televisión.

“Mi vecino Totoro” es una de las películas que te recomiendo. Tienes más en este enlace.

En las vacaciones aumenta el consumo de la tele. Es normal. Pasamos más tiempo en casa y muchas veces encender la tele es un respiro. Estos son mis consejos para disfrutar de la tele en familia y tener unas vacaciones sin estrés:

  • Limita el tiempo de visionado al día y comunícaselo a tus pegotetes para evitar dramas después. A veces a más tele, más rabietas y peor conducta después, así que encuentra un equilibrio razonable en vacaciones.
  • Aprovecha para ver películas o series con ellos. Por ejemplo en Navidades o Halloween hay películas y series temáticas perfectas para esas fechas. Pregunta y discute sobre aspectos de la película relevantes.
  • Busca la edad apropiada. Webs como la de Common Sense Media son perfectas para saber la edad real recomendada.

3. Incluye la actividad física a diario

Las maestras sabemos bien lo necesaria que es la actividad física para los estudiantes. Incluir esos 30 o 60 minutos de correr y saltar permite a los pegotetes estar más concentrados y tranquilos durante todo el día.

Dentro o fuera de casa, los pegotetes de todas las edades necesitan la actividad física.

Ya te expliqué cuando te hablaba de nuestra rutina de Homeschool, cómo al incluir este tiempo de actividad física, nuestra dinámica familiar había mejorado muchísimo.

Incluye de 30 a 60 minutos diarios de actividad física, ya sea dentro o fuera de casa para tener unas vacaciones sin estrés. Aquí tienes algunas ideas:

  • Juega al “pilla-pilla”.
  • Construye circuitos en el patio o salón con cojines, sillas, etc.
  • Búsqueda del tesoro: juega a traer cosas de diferentes colores, formas, etc., o juegos de pistas.
  • Haz diferentes pruebas de equilibrio (salta a la pata coja, camina siguiendo una línea, salta con los pies juntos, etc.).
  • Practica deportes como el fútbol o actividades como el yoga.

4. ¿Las rutinas se pueden flexibilizar en vacaciones?

Nuestros hijos e hijas tienen que poder diferenciar entre días de escuela y vacaciones. Especialmente en mi familia, ya que mis dos pegotetes llevan en casa desde hace muchos meses, esto se hace especialmente importante.

Aunque estemos siempre en casa, en vacaciones papá y mamá no trabajan todos los días, y las actividades académicas dan paso a otras diferentes, aunque también sigamos aprendiendo.

Para unas vacaciones sin estrés, reducimos actividades académicas

Sin embargo, mi recomendación es tratar de mantener unas rutinas básicas incluso durante vacaciones, como hora de dormir, rutina de comidas y baños, etc. Por ejemplo, está bien si un día tenemos una actividad especial y se hace tarde y nos vamos más tarde a la cama, o no nos bañamos esa noche. Pero si nos saltamos las normas todos los días, costará luego mucho más volver a la rutina normal una vez acabadas las vacaciones. Y vendrán los dramas y rabietas que tanto desestabilizan la dinámica familiar.

¿Qué normas puedes flexibilizar?

  • Comida: podemos, incluídos los adultos, permitirnos algunos caprichos como polvorones o turrón de chocolate, que no tenemos en días normales.
  • Hora de levantarse: ojalá tengáis más suerte que nosotros y vuestros pegotetes se levanten más tarde en vacaciones. Los nuestros a las 6:30 están en pie cada día, ya sea lunes o domingo.
  • Actividades y experiencias: en vacaciones solemos incluir actividades diferentes, o incluso viajamos. Hacemos actividades más largas, solemos tener más planes con amigos y amigas, y vamos a más sitios.
Vacaciones sin estrés viajando

¿Qué normas no deberías cambiar?

  • Hora de acostarse: salvo excepciones puntuales previamente explicadas a tus criaturas para evitar sorpresas.
  • Hora de comer y cenar: especialmente si vuestros pegotetes aún duermen la siesta, estos cambios pueden acabar en rabietas ese día. Los días que mis hijos no duermen la siesta, ya sé que me espera una tarde complicada.
  • Rutinas de higiene: lavado de manos, ducha, etc. deben seguir iguales durante vacaciones.
  • Normas de comportamiento: también deben estar presentes durante vacaciones. Si no dejamos que nuestro hijo salte en el sofá, tampoco debería hacerlo en vacaciones.

5. Vivan las madres felices, no perfectas

Baja tus expectativas, y más ahora en una pandemia mundial. Tus hijos no necesitan madres perfectas, sino madres felices. Por ejemplo, si las manualidades no son lo tuyo, pues no las hagas con tus hijos. Si cocinar con ellos va a suponer un estrés y agobio porque no es de tus actividades favoritas, pues ahórrate hacer galletas para Papá Noel y cómpralas ya hechas. Si quieres unas vacaciones sin estrés, no trates de ser perfecta.

Elimina la culpa y deja de tratar de ser la madre perfecta

Tus hijos deben reconocer que su madre es una persona real y también hay días en los que no se encuentra bien, o está muy estresada, o necesita un respiro. Si quieres que tus pegotetes sean sinceros en cuanto a sus emociones, haz tú lo mismo con ellos.

6. ¿Cómo reducir tu estrés en vacaciones?

Los niveles de estrés, ya de por sí elevados en todo padre y madre, se elevan aún más en vacaciones. Aquí tienes una guía muy completa sobre estrés y Covid-19. Estos son mis consejos para vivir estas vacaciones sin estrés:

  • Destina tiempo para ti: dedica 30 minutos o una hora a tu propio ocio o bienestar SIN tus hijos. A primera hora de la mañana cuando mis pegotetes aún duermen, y la última hora del día cuando ya se han dormido, son mis momentos para escribir, ver películas y disfrutar sola y en pareja del tiempo “sin hijos”.
  • Cuida tu círculo de amigos y familia: acude a tu pareja, familia o amigos para hablar con otras personas. Una de las cosas de las que más se quejan las madres que están en casa es no tener conversaciones adultas.
  • Pide ayuda: Está bien reconocer que no podemos con todo, y pedir ayuda no es de cobardes, sino de madres valientes y responsables que quieren lo mejor para sus pegotetes. Habla con una amiga o incluso un profesional si lo necesitas, especialmente este 2020.
Yoga con amigas
  • Busca actividades en familia que todos disfrutéis. Por ejemplo, a mi el Zoo me genera mucho estrés ya que no soporto ver animales enjaulados, por eso, aunque sé que es de las favoritas de mis hijos, prefiero buscar otras actividades en vacaciones que sean del agrado de todos.
  • Rompe con la monotonía diaria: empieza un deporte, compra ese libro que querías leer, empieza una serie que te hayan recomendado, sal a pasear y no pases demasiado tiempo encerrada.
  • Reduce la carga mental: las madres tendemos a ser las que organizamos la casa. Si además trabajamos a tiempo completo, nuestra cabeza está siempre trabajando a mil por hora, pensando qué hacer este fin de semana mientras tratas de dar clase a 25 niños. Comparte esa carga mental con tu pareja, y delega tareas, especialmente en vacaciones.
  • No pierdas el sentido del humor: a veces es lo único que nos salva de situaciones complicadas. Aprende a reírte y busca nuevos puntos de vista. Relativiza las situaciones y vuelve a lo realmente importante y más básico. Un buen ejemplo es el programa de Nadie Sabe Nada, risas aseguradas y desconecto un ratito mientras cocino.

¿Vacaciones perfectas?

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que después de leerlo tengas más herramientas e ideas para poder afrontar estas vacaciones sin estrés y más diversión en familia. Recuerda que las vacaciones son para disfrutar, y esto también dependerá de cada familia.

¿Cuáles serían tus vacaciones perfectas? Las nuestras ahora las visualizamos en Madrid, rodeados de familiares y amigos a los que abrazar, para luego poder dejar a los pegotetes durante un ratito. ¡Los papás y las mamás necesitamos descansar de vez en cuando!

Si necesitas más consejos o necesitas ayuda más individualizada para lograr disminuir el estrés y disfrutar más con tus pegotetes, te recuerdo que puedes contactar conmigo aquí y solicitar una asesoría personalizada. ¡Te escucho!

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

2 comentarios

11 Actividades infantiles para disfrutar este verano en casa - Pegotetes · 6 de junio de 2021 a las 21:50

[…] pegotetes pasan más tiempo en casa y pueden aumentar los conflictos. Te recomiendo seguir estos consejos para tratar de disfrutar y relajarte con tu familia en vacaciones. Y estas actividades seguro que contribuyen a hacer de este verano uno más divertido, ya […]

Viajar con niños en coche y que estén entretenidos - Pegotetes · 21 de junio de 2021 a las 08:02

[…] te contaba lo estresantes que pueden ser las vacaciones con tus pegotetes. Si además viajamos, este estrés puede multiplicarse, ya que cambiamos rutinas […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: