¿Necesitas ideas de manualidades de Navidad para niños y niñas? Se acerca la Navidad y es la excusa perfecta para hacer actividades con pegotetes que no paran quietos como los míos. En este artículo aprenderás a hacer adornos del árbol, galletas, calendario de adviento, muñecos de nieve… ¡Y mucho más! Aquí tienes cada manualidad explicada paso a paso y consejos para que queden perfectas (o casi). ¿Te apuntas?

Manualidades… ¿También en Navidad?

La Navidad es cuando más manualidades hacemos porque pasamos mucho tiempo en casa (las 2 semanas de vacaciones de la escuela) y además suelen estar muy motivados por toda la temática de Navidad.

¿Significa esto que tengo que pasarme las Navidades haciendo manualidades? ¡No, por favor! Aunque parezca mentira, en casa no hacemos todo el día actividades. Les suelo dar varias a elegir y muchos años ni siquiera hacemos todas.

Al final las vacaciones son para descansar… ¡No, espera, que tenemos pegotetes! Descansar es algo imposible con niños y niñas, así que son para pasar tiempo juntos, vivir nuevas experiencias y crear recuerdos y tradiciones. Salir de paseo es igual de valioso que hacer un muñeco de nieve con algodón, no lo olvides. Aquí tienes además algunos consejos para tomarte estas Navidades con calma y reducir tu estrés.

1. Calendario de Adviento

Esta es una de las manualidades de Navidad que más me gustan, ya que surgió en función a una necesidad: mi hija no paraba de preguntar cuántos días faltaban para que viniese Papá Noel y me pareció un momento perfecto para trabajar creatividad y matemáticas. Puedes añadir esta actividad a estas otras para aprender a contar.

  1. Recorta una silueta en cartón con espacio para los 24 números. Nosotros elegimos un abeto, lo pintamos de verde y luego pegamos trocitos de cartulina.
  2. Recorta las bolitas en cartulina y por un lado pon el número y por el otro lado piensa en “premios” para tus pegotetes. ¡Olvídate de regalos! Piensa en leer un cuento juntos, hacer galletas, dar un paseo, cantar una canción, etc. Lo mejor es que lo decidáis en familia y que no supongan actividades estresantes para nadie.
  3. Añade ganchos o colgadores de plástico con cinta adhesiva de doble cara para colgar las bolas y poderlo reutilizar al año siguiente. Mi hijo de 2 años destrozó muchas de las bolas, así que ya estoy pensando en un calendario de adviento nuevo.
  4. Cada día deja que tus pegotetes te traigan la bola según la fecha y leer juntos el “premio”. Es una forma muy divertida de practicar el número y su grafía.

2. Adornos con pasta de sal

Esta manualidad es otra súper sencilla y económica, ya que puedes hacerla con ingredientes de tu cocina. Su elaboración dura varios días y el resultado es espectacular.

  1. Prepara la pasta de sal: mezcla 2 tazas de harina, 1 taza de sal y 1 taza de agua. Mezcla bien junto a tu pegotete y ve añadiendo harina si queda muy líquida o agua si queda muy seca.
  2. Utiliza los dedos o moldes para hacer diferentes figuras. No te olvides hacer un agujero grande para poder colgar los adornos del árbol.
  3. Deja secar durante varios días o mete al horno para endurecer. Recuerda darle la vuelta.
  4. Una vez secos, pinta con témpera y añade purpurina para ese toque festivo navideño.

3. Muñeco de Gengibre y Abeto de fieltro

¡No todas las actividades tienen que ser engorrosas ni muy elaboradas! Esta es una de las manualidades de Navidad para niños y niñas más sencillas, que menos ensucian y que menos tiempo de preparación requieren.

  1. Recorta en tela de fieltro un abeto o galleta de jengibre lo suficientemente grandes.
  2. Recorta tiras o círculos de tela de fieltro, y añade pompones de colores.
  3. Deja que tus pegotetes decoren las siluetas a su gusto.
  4. Pueden después pegarlo o guardarlo para jugar otro día.

4. Galletas de Navidad

Este clásico no puede faltar en Navidad, ya que a los pegotetes les encanta y luego todos disfrutamos comiendo las galletas. Reconozco que soy más fan de las cookies sencillas que preparamos para Papá Noel y los Reyes Magos (receta en este artículo), pero añadir el glaseado de colores permite poder poner adornitos de Navidad encima, qué le vamos a hacer.

  1. Hazte con todos los ingredientes para las galletas, además de moldes para cortarlas.
  2. Hornea las galletas al horno según la receta que elijas.
  3. Extiende con una cuchara el glaseado de colores.
  4. Deja que tu pegotete adorne como quiera con los toppings navideños por encima.

5. Calcetines con tela de fieltro

Ya explicaba en las redes sociales de Pegotetes que estos calcetines nos han acompañado en cada una de las 4 casas que hemos vivido hasta ahora. Empezamos con mi inicial y la de mi marido, después añadimos la pata de nuestra gata, más tarde llegó el de mi hija, y por último el de mi hijo. Lo hemos colgado de muebles, pared, y finalmente de la barandilla de la escalera en nuestra última casa.

  1. Dibuja la silueta del calcetín en tela de fieltro. Recorta y añade los detalles de puntera, talón y borde superior.
  2. Recorta y cose la letra inicial del nombre de cada miembro de la familia.
  3. Cose la letra y los detalles a la parte de delante y después cose toda la pieza a la parte de atrás añadiendo una tira para colgar.
  4. Llénalo de caramelos o regalitos la noche antes de que venga Papá Noel o los Reyes Magos y… ¡Sorpresa!

6. Reyes Magos y Estrella fugaz para el árbol

En mi casa celebramos unas Navidades no religiosas, sin embargo sí explicamos a los pegotetes la tradición de los Reyes Magos por estar tan arraigada a nuestra infancia y la cultura española. En EEUU no existe esta festividad y los estudiantes vuelven a la escuela después de Año Nuevo. Sin embargo los Reyes Magos siempre pasan por nuestra casa de Denver a dejarnos algún regalo.

Por eso hace años decidí usar de nuevo la tela de fieltro para hacer a mano estos adornos para el árbol con la cara de los tres Reyes Magos y la estrella fugaz. Algún año hemos ido moviendo los adornos hasta la estrella según se iba acercando la noche del 5 de enero. ¿No te parece una bonita tradición?

7. Muñeco de nieve

La última de las manualidades de Navidad para niños y niñas es un muñeco de nieve hecho con cartulina, algodón y limpiapipas. La maravillosa Biblioteca de Denver nos facilitó los materiales para esta manualidad el invierno pasado y el resultado es muy bonito para ser una manualidad tan simple.

  1. Recorta 3 círculos blancos de cartulina de diferentes tamaños para hacer el cuerpo del muñeco de nieve. Añade un sombrero negro si estás inspirada.
  2. Deja que tu pegotete añada bolas de algodón sobre las cartulinas y pega con pegamento líquido.
  3. Añade los detalles con cartulina: ojos, nariz y botones.
  4. Por último, añade los brazon con dos trozos de limpiapipas o cualquier otro material alargado.
  5. Puedes añadir copos de nieve ya recortados o hacerlos con pintura o témpera blanca.

Nuestra tradición de Fin de Año

Y para acabar el recopilatorio de manualidades de Navidad para niños y niñas inquietos, me gustaría hablaros de una tradición que empezamos el año pasado en la víspera de Año Nuevo y quiero repetir de nuevo este año.

  1. Imprime 12 fotos con los mejores momentos de cada mes.
  2. Colócalas boca abajo alrededor de una vela. Ve destapando cada mes y recordando juntos esos momentos.
  3. Al llegar a Diciembre, da gracias por un año lleno de buenos momentos y desea lo mejor para el año siguiente mientras soplas la vela.

Me parece una tradición preciosa para quedarnos con lo mejor de cada año, aprender de lo malo, y tener buenos deseos para el año siguiente. A pesar del estrés y los problemas diarios, somos muy afortunados y el balance siempre es positivo, como bien te explicaba aquí.

Desde Pegotetes os deseo unas Navidades maravillosas y os mando mucha energía para no desfallecer al lado de esos pegotetes inquietos que todos tenemos en casa. Os animo a compartir las actividades que os inspiren después de leer este post en comentarios o en nuestras redes sociales.

¡Felices Navidades!

Categorías: Actividades

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

0 comentarios

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: