¿Tienes varios hijos o hijas y no sabes cómo enseñarles a la vez? Hoy te enseño a adaptar objetivos a pegotetes de diferentes edades y a que ambos mantengan su atención en la tarea. Es lo que las madres y educadoras llevamos años haciendo sin saberlo: enseñar a dos niños o niñas a la vez y adaptarnos a diferentes necesidades al mismo tiempo.

Cuando eres madre de dos o más hijos con edades próximas, estás condenada a tratar de mantenerles ocupados a la vez. En mi caso, para enseñar a una niña de 3 y un niño de 1 año, edades a las que aún no saben del todo trabajar de manera independiente, toca tirar de ingenio y crear actividades para ambos. Estas son las preguntas que trato de responder para hacerlo más fácil.

¿Qué objetivo voy a trabajar hoy?

Uno de los errores que cometemos es no informarnos sobre la etapa de desarrollo en la que están nuestros hijos e hijas. Pretender que lea con 3 años o que cuente con 14 meses, no son objetivos ajustados a su etapa de desarrollo, y puede crear confusión y frustración en la familia. Existen millones de webs con esta información sobre los hitos de desarrollo infantil a diferentes edades.

Una vez tengo claro los objetivos que puedo trabajar, pienso alguno que les motive, sea claro para mí y busco ideas. Viviendo en la era de la información al alcance de un click, sería absurdo no usar herramientas como Google, Pinterest, Facebook, etc. para ayudarnos. Yo quería trabajar colores con ambos, así mi hijo pequeño trabajaría en separar y diferenciar colores, mientras mi hija, que ya sabe el nombre de los colores y clasificarlos, crearía patrones de colores simples y complejos.

¿Qué materiales necesito?

En este caso, usé un juego con ositos y vasos de diferentes colores. Lo compré parecido a este en Amazon, pero sirve cualquier otro similar con al menos 3 vasos y objetos pequeños de 3 colores diferentes. Aquí tienes mi listado de juguetes favoritos para esta edad.

Recomiendo y animo a buscar materiales que tengamos en casa o crearlos nosotros mismos. Pero tampoco hay que volverse loco, a veces por muy poco dinero encontramos algo que merece la pena en tiendas u online y ganamos un precioso tiempo que podemos emplear en otra cosa.

Leo clasificando osos por colores

¿Cómo nos organizamos?

Enseñar a dos niños o niñas no es tarea fácil, pero nunca imposible. En el post anterior os hablaba de nuestra rutina de trabajo en casa. Lo primero es explicar a ambos el “trabajo” de hoy, aunque en este caso es más para mi hija mayor, estableciendo expectativas y adelantando qué va a pasar. Mientras empiezo a trabajar con mi hijo Leo de 1 año, mi hija elige una actividad para hacer en paralelo a nosotros, en este caso dibujo libre con acuarelas. Es una actividad que le gusta porque la ha elegido ella y puede realizar de manera independiente sin mi ayuda. Estas son mis actividades de arte favoritas que pueden realizar de forma independiente.

Mientras, me centro en Leo y coloco todos los vasos de colores a la vista a su alrededor, asegurándome de que alcanza a todos. Después, le voy dando un osito diferente cada vez, diciendo el nombre del color y pidiéndole que lo meta en el vaso correspondiente. Si falla, en lugar de decirle “no”, lo saco y señalo el color del oso diciendo “azul” y señalo el color del vaso “azul” y lo meto dentro, modelando la acción correcta para que él me imite después. Celebramos cada acierto y repetimos de nuevo los errores.

Cuando la motivación o concentración de Leo empieza a disminuir, lo intento un par de veces más pero no insisto. Saber que su capacidad de concentración con 18 meses es de apenas unos minutos, es importante para no perder la paciencia o frustrarnos. Estas actividades cortas las repetiremos varios días y veremos cómo va mejorando sin apenas darnos cuenta.

¡Objetivo de Leo cumplido! Ahora toca trabajar con Kira, la mayor de 3 años y medio. En este caso, aprovechamos la separación de los ositos por colores que hizo su hermano para aprender las series o patrones. Kira ya ha trabajado de vez en cuando los patrones, así que siempre empezamos por una tarea que ya conozca y después introducimos la que le supone un reto. En este caso, yo empiezo a hacer mi patrón simple: osito rojo, osito verde, osito rojo, osito verde… Después le pido que me ayude a seguir la serie, o bien le animo a que cree ella un nuevo patrón.

Estos patrones simples que ya conoce me sirven de base para introducir los patrones complejos. Introduzco un nuevo color, haciendo series de 3 colores, o bien combino 2 colores seguidos y luego uno solo de color diferente. Una vez entiende el mecanismo, podemos preguntarle cómo sabe que va el siguiente color, o bien por qué ha elegido ese y no otro. Enseñarles a reflexionar sobre el aprendizaje es muy beneficioso a estas edades. Aquí tienes una experiencia genial sobre el Aprendizaje por Proyectos. ¡Objetivo de Kira cumplido!

Kira creando patrones de colores complejos

¿Y qué hacemos mientras con Leo? Enseñar a dos niños o niñas es muchas veces saber hacer malabares entre ambos. Pero la maravilla de los hermanos pequeños es que les encanta imitar a sus hermanas mayores, así que, o bien le doy un puñado de ositos para que imite la actividad de Kira, o bien le presento otra actividad manipulativa como estos juguetes, o bien le doy varios libros (aquí mis recomendados) para que vea las imágenes. En cualquier caso, son actividades cortas, que repetiremos en días futuros, por lo que no tienen que durar demasiado. Además, siendo actividades que, una vez las introducimos y explicamos, les permiten seguir de manera independiente, así nosotros podemos alternar entre ambos hermanos.

¿Qué otras habilidades trabajo a la vez?

¡Muchísimas! Además del objetivo específico, enseñar a dos niños o niñas a la vez ayuda a trabajar otras muchas habilidades. Trabajo la paciencia y el saber esperar mi turno, habilidad básica en preescolar una vez entran a la escuela. También se refuerza la independencia y autonomía, enseñando que son capaces de trabajar solos y solas con la supervisión de mamá.

También dejamos espacio para la creatividad. Mientras estamos trabajando con un hermano, el otro tiene que ocupar ese tiempo de manera libre, pudiendo incluso aburrirse y “obligándose” a ser creativo.

Y por supuesto, aprenden la importancia de las rutinas y el hábito de trabajo, de los que ya os hablé en este post. Nos han visto a los papás y mamás trabajar, y ahora saben que también les toca “trabajar” en diferentes actividades en casa.

¿Y si no funciona?

Es decir, en la mayoría de los casos… Pues armarse de paciencia y sobre todo de humor, esa gran arma que siendo madres y padres no puede faltar. Trato de analizar: ¿Qué ha fallado? Quizás las actividades eran demasiado difíciles, o muy largas, o poco motivantes para ellos. Quizás yo tenía un mal día y no tuve paciencia para lograr trabajar con ambos a la vez. En cualquier caso, nunca viene mal tener algunas actividades como Plan B en caso de que las de ese día no funcionen, como plastilina, disfrazarse, leer libros juntos, etc. Esas tareas que les encantan a ambos y siempre nos salvan a todos de un día horrible. Analizar, planear y volver a empezar.

Y lo que funciona en mi casa puede que no funcione en la tuya, pero algunas ideas nuevas siempre pueden ayudar. Lo importante son las ganas de intentarlo y ser constantes. Tranquilos, aún nos quedan años de aprendizaje a su lado.

¿Tienes pegotetes en casa y necesitas ayuda para organizarte? No dudes en contactar conmigo para más ideas y consejos. Deja tu duda en comentarios o bien por privado aquí. ¡Estoy deseando leeros!

Categorías: Familia

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de Kira y Leo. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

10 comentarios

Rutinas de trabajo en casa con teletrabajo – Pegotetes · 29 de julio de 2020 a las 21:37

[…] Con tanto cambio a su alrededor, proporcionar un ambiente seguro y predecible en casa es lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos e hijas. Así que nosotros hemos mantenido la misma hora de despertarse, desayuno, ciclo de trabajo, hora de comer, siesta y merienda, a las mismas horas que lo tenían en la escuela. Mi hija Kira e hijo Leo acuden a una escuela Montessori, en donde los ciclos de trabajo son de 3 horas. En mi caso, al no tener un ambiente preparado, cambiamos esas 3 horas por dos objetivos diarios a elegir. Aquí tenéis un ejemplo de cómo enseñar a dos niños o niñas a la vez. […]

Proyecto de arte con niños y niñas – Pegotetes · 29 de julio de 2020 a las 21:49

[…] me gustó porque puedo hacerla con mi hijo de 1 e hija de 3 años. Ya expliqué cómo no es fácil enseñar a dos niños y niñas a la vez, por lo que esta actividad cumplía los […]

Jugar a los Restaurantes – Pegotetes · 29 de julio de 2020 a las 21:50

[…] acuarelas, pudiendo así incluir también a Leo en la actividad. Ya hablé de lo difícil que es incluir a ambos en actividades, pero jugar a los restaurantes nos funcionó en […]

Cómo enseñar a leer I: Motivación y Motricidad Fina – Pegotetes · 29 de julio de 2020 a las 22:00

[…] hablé de la importancia de los hitos de desarrollo en el post de cómo enseñar a dos niños o niñas a la vez. En este caso, la expectativa para los 3-4 años es que reconozcan unas 10 letras, y para los 4-5 […]

Educación emocional - Familia - Crianza - Pegotetes · 4 de agosto de 2020 a las 12:25

[…] os hablaba de cómo juego con mi hija de 3 años y mi hijo de 18 meses os explicaba que muchas veces el juego acababa en guerra o llanto. Por ejemplo, estás […]

Actividades infantiles de verano - Actividades - Pegotetes · 11 de agosto de 2020 a las 09:34

[…] os expliqué lo difícil que es incluir a ambos peques de 1 y 3 años en las actividades, pero el hielo es genial para ambos. Mi hijo de 20 meses no paraba de asombrarse de tener el cubito […]

Los 8 Mejores Juguetes Educativos de estas Navidades para 3 años - Pegotetes · 1 de diciembre de 2020 a las 06:16

[…] la autonomía, ya que no necesitan nuestra ayuda, así como su imaginación y creatividad. Además, varios pegotetes pueden jugar a la vez, los míos de 4 y 2 se lo pasan genial. Por último, permite ir añadiendo nuevas losetas para […]

Cómo enseñar Patrones y Formas en casa - Pegotetes · 13 de diciembre de 2020 a las 00:19

[…] uno de los primeros artículos del blog, te expliqué cómo enseñaba patrones simples y complejos a mi hija de 3 años. Para introducir la actividad, simplemente empieza a elaborar un patrón […]

8 Actividades infantiles para disfrutar este verano en casa - Pegotetes · 13 de diciembre de 2020 a las 11:47

[…] os expliqué lo difícil que es incluir a ambos peques de 1 y 3 años en las actividades, pero el hielo es genial para ambos. Mi hijo de 20 meses no paraba de asombrarse de tener el cubito […]

8 Consejos para que tu bebé empiece a hablar - Pegotetes · 26 de febrero de 2021 a las 16:59

[…] los diferentes colores de los dibujos. No empezarán a clasificar colores hasta más adelante (aquí tienes una actividad para hacerlo), pero ya vamos exponiéndole a este […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: