¿Alguna vez has soñado con ir a Hawái? ¡Yo sí! Por eso cuando vinimos a vivir a Estados Unidos, pasar unas vacaciones en Hawái con niños era uno de nuestros viajes pendientes. En este artículo te cuento nuestra experiencia con dos pegotetes de 2 y 4 años, sitios que visitar en Oahu, hotel donde alojarse y actividades y comida que no te puedes perder. ¿Te vienes conmigo a Hawái?

1. Viajar a Hawái en tiempos de Covid

Viajar en plena pandemia no es tarea fácil pero tampoco imposible. Hawái tiene sus propios requisitos respecto a Covid, así que te recomiendo que te informes bien en esta página (la tienes en varios idiomas).

En nuestro caso, al viajar dentro de EEUU y con niños de menos de 5 años, tan sólo necesitamos la cartilla de vacunación de Covid para adultos. Antes de volar, nos hicimos un PCR los 4 para estar seguros de que no había ningún riesgo, y a los 3 días de volver, nos volvimos a hacer otro ya en Denver.

2. Vuelo de larga distancia con niños pequeños

La isla de Oahu, en Hawái, se encuentra a 7 horas de vuelo directo desde Denver. Si vas con niños pequeños, te recomiendo elegir vuelo directo en lugar de hacer conexión en un tercer destino, ya que los tiempos de espera suelen ser complicados si son muy pequeños.

Tratamos de seguir todos estos consejos para viajar en avión. Mis hijos estuvieron pintando, viendo películas, escuchando sus audiocuentos favoritos en su MP3, leyendo libros, comiendo snacks y finalmente durmiendo algunas horas.

A la hora de elegir vuelo, siempre optamos por aquellos que coinciden con su siesta u hora de dormir, para pasar algunas horas durmiendo en el avión. Así el viaje se hace mucho menos largo y permite llegar al destino más descansados y aprovechar el día.

3. Dónde alojarse de vacaciones en Hawái con niños

Hawái está formado por varias islas. Nosotros nos decidimos por Oahu, donde se encuentra la famosa playa de Honolulu y Waikiki. Sin embargo, huimos de las multitudes y nos fuimos a Ko Olina, la costa del Oeste, ya que esta área es de las mejores para ir con niños y niñas pequeños.

vacaciones en Hawái con niños

También teníamos claro que con pegotetes de 2 y 4 años no podíamos hacer nuestros deseados viajes de mochileros de pasarnos todo el día andando y perdernos descubriendo la ciudad. Este era un viaje de relax, de tratar de descansar y descubrir la isla poco a poco, sin la necesidad de conocer todo y ver todo en 6 días.

Así que optamos por el resort de Marriott Beach Club, ya que disponía de acceso directo a la playa, habitaciones con cocina para darnos flexibilidad e independencia a la hora de comer, varias piscinas y actividades infantiles. Las playas de Ko Olina son perfectas para niños y niñas, ya que apenas hay olas y así no tienen miedo de explorar la orilla.

Vacaciones en Hawái con niños

La idea fue pasar la mayor parte del tiempo en las cercanías del hotel y hacer algunas salidas por los alrededores tratando de mantener la rutina de siestas y hora de dormir. ¡Y funcionó!

4. Actividades para hacer en vacaciones en Hawái con niños

Juegos en la orilla de la playa

Las aguas de la playa de Ko Olina eran tan cristalinas que pudimos ver miles de peces de colores nadando entre las piernas. ¡No hay sensación igual! Hazte con unas zapatillas de agua y explora los alrededores de la playa con tus pegotetes, sobre todo aquellos en los que haya rocas y apenas haya olas.

Hacer castillos de arena o recoger piedras y conchas también fueron de sus actividades favoritas. En Hawái apenas encontrarás playas de conchas, ya que todas llegan a la orilla bastante rotas, pero mis pegotetes iban recogiendo aquellas piedras que más les gustaba de la arena.

Piscinas del hotel

No hay nada mejor que combinar los baños en la playa con la piscina del hotel. En este resort tenían diferentes piscinas, una de ellas incluso con arena para niños, además de jacuzzis para adultos a los que pude escaparme más de una vez.

Nosotros llegamos de noche al hotel y lo primero que quisieron hacer mis hijos fue ir a estrenar las piscinas, así que bañarte de noche con ellos es otra buena sugerencia. El agua además suele estar climatizada y calentita, así que es un placer bañarte viendo las estrellas.

Actividades infantiles dentro del hotel

Otra ventaja de un resort frente a un hotel es que cada día había diferentes actividades gratuitas infantiles para diferentes edades. Desde aprender a bailar el hula (baile típico hawaiano), hasta hacer coronas de flores, manualidades, yoga y lo que más nos gustó… ¡La visita de una sirena! Mi hija estuvo fascinada escuchando sus cuentos, aprendiendo a comunicarse con los peces o bucear con su cola de sirena. ¡Aún lo recuerda!

Paseos al atardecer por la costa

Otra de las ventajas de la zona de Ko Olina es que son diferentes playas conectadas por un camino esfaltado, así que otra actividad perfecta al atardecer es pasear por la costa. Es habitual ver algunos fotógrafos profesionales captando el momento, así como bodas y celebraciones, ya que los atardeceres en Hawái son difíciles de olvidar.

Luau: Fiesta tradicional Hawaiana

Estos espectáculos son casi obligados si estás de vacaciones en Hawái con niños y quieres vivir la auténtica experiencia como turista. Si esperas llegar al aeropuerto y que te reciban con un collar de flores, olvídate. Para eso tienes que pagar una entrada en un luau.

Son espectáculos caros, como todo Hawái, pero en mi caso mereció la pena. Elegimos ir a Paradise Cove, aunque el propio hotel también tenía su propio luau (Fia Fia Show) pagando entrada a parte. Pasamos toda una tarde aprendiendo sobre la cultura hawaiana (sus bailes, su historia o sus tradiciones).

Después, disfrutamos de un buffet bastante decente mientras veíamos un espectáculo de música y danza. Mi hija acabo dormida encima de su padre, pero mi hijo de 2 años estaba fascinado viendo a los bailarines bailando con el fuego.

Si quieres ser el turista perfecto, no olvides vestir con tu camisa o vestido hawaiano. Si además vais toda la familia con el mismo estampado, mejor que mejor. Verás a fotógrafos profesionales retratando familias al atardecer como recuerdo. Mi marido no pudo evitar comprarse la camisa más hortera que encontró para lucirla en esta fiesta tradicional del luau.

5. Lugares que visitar de vacaciones en Hawái con niños

Honolulu y Waikiki

A pesar de elegir la zona de Ko Olina, no puedes perderte visitar la ciudad de Honolulu y la playa de Waikiki. Nosotros pensábamos ir una tarde de pasada, pero nos tocó un viaje rápido antes de lo previsto ya que acabé en Urgencias por una caída súper tonta. ¡No hay viajes aburridos en esta familia!

En este momento de nuestras vidas huyo un poco de playas fiesteras llenas de gente, así que para mí, Honolulu y Waikiki no tuvieron más atractivo que la famosa estatua de Duke Kahanamoku, el fundador del surf, los rascacielos altísimos de hoteles pegados a la playa y las calles llenas de tiendas de ropa carísima. Así que rápido volvimos al relax de Ko Olina y el resto de lugares de Oahu.

Templo Budista en la zona Este

En el Valle de los Templos, encontrarás el templo Budista Byodo-In. Una impresionante estructura muy bien cuidada rodeada por un jardín japonés que te ayudará a encontrar algo de paz viajando con dos pegotetes de 2 y 4 años. ¡La necesitarás!

A la entrada hay una campana de la paz gigante que seguro que querrás tocar. Parece que hacer sonar esta campana trae la felicidad, bendiciones, y una larga vida. Así que yo, por si acaso, la toqué dos veces.

Dentro verás una estatua dorada de Buda que también disfruté mucho, explicando a mis pegotetes la existencia de diferentes religiones y sus símbolos. En ese momento tenían 2 y 4 años, así que fue una conversación de lo más entretenida.

Playas del este y autopista H3

Desde la zona de Kapolei, donde se encontraba nuestro resort, puedes atravesar la isla por la autopista H3 para llegar a las playas del este y al templo budista anterior. Esta autopista sin peaje es famosa por ser de las carreteras más bonitas del mundo para recorrer en coche. Y créeme, es impresionante.

De las playas del este, la que más me gustó fue Lanikai, pero es tan popular que el parking estaba completo y acabamos en la playa de al lado llamada Kailua. Como puedes entender, a mis pegotetes les daba un poco igual una que otra, así que disfrutaron igual.

Playas del norte

El último día, a pesar de prometer que este viaje sería tranquilo, no pudimos evitar preparar una ruta en coche por toda la costa de Oahu. Primero llegamos a las playas del norte y después bajamos por la costa este hasta Lanikae.

Una de las playas del norte que nos recomendaron fue la de Turtle Beach, famosa por ver a las tortuguitas caminando hasta el agua. Es ideal para peques ya que de nuevo apenas hay olas por la forma de luna de la playa. La playa estaba algo llena para mi gusto, sin llegar a estar masificada como en Waikiki. Aunque fue en esta playa donde mis hijos mejor se lo pasaron y más piedrecitas recogieron.

Salvo pequeñas calas como la de Turtle beach, la zona norte de Oahu es famosa por tener las mejores olas para surfear. Playas eternas con olas gigantes que harán la delicia de los surferos, con o sin pegotetes.

6. Comida que probar de vacaciones en Hawái con niños

Siempre que vamos de viaje tratamos de probar la comida típica del lugar, así que Hawái no podía ser menos.

Yo especialmente disfruté del pescado, ya que Denver no es especialmente famoso por sus peces y marisco. ¡Apenas hay pescado fresco! Me encantó mi plato de Mahi Mahi o Dorado, pero me quedé con ganas de probar el famoso poke hawaiano, un plato con pescado crudo y arroz que me encanta comer aquí y prepararlo en casa.

Pero lo más popular es el Loco Moco, aunque el nombre no apetece mucho, ¿verdad?. Sin embargo a mi marido le encantó este plato con hamburguesa, huevo frito, salsa “gravy” y “mac and cheese”. Una explosión calórica perfecta para quemar después en la playa.

Otro postre típico de Hawái es el Shave Ice que disfrutaron mis peques un montón. Tan sencillo como hielo picado y sirope de diferentes sabores que echan por encima y puedes mezclar.

En el luau pudimos probar el Kalua Pork cocinado en un horno de tierra. La tradición hawaiana en estas fiestas es enterrar los alimentos mientras se cocinan con rocas volcánicas y maderas ardiendo durante varias horas. El resultado es una carne de cerdo muy tierna ideal para adultos y pegotetes.

¿Te has convencido ya para volar a Hawái? Sin duda es un viaje increíble si te gusta la aventura y naturaleza. Prometimos volver a la isla de Maui cuando mis pegotetes sean mayores para poder disfrutar de todas las rutas increíbles de esta isla.

De momento toca ahorrar un poquito ya que visitar las islas de Hawái no es nada barato, aunque merece la pena. En Pegotetes ya estamos preparando la siguiente aventura a Disney World en unos meses, así que no te pierdas la sección de viajes de la web porque se avecinan artículos más que interesantes. ¡Nos vemos!

Categorías: Viajes

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

1 comentario

Trucos para viajar a Disney World en familia - Pegotetes · 13 de julio de 2022 a las 10:53

[…] te voy a mentir, al igual que pasaba con nuestro viaje a Hawái, visitar Disney World no es barato. Todos los Parques y cada rincón del hotel, están pensado para […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: