¿Sabes que los bebés aprenden a hacer signos antes que a hablar? Últimamente se ha puesto muy de moda la lengua de signos para bebés. Hoy te hablo de los beneficios de enseñar signos, cuál es el proceso desde que los aprenden hasta sus primeras palabras, y aquellos signos más útiles para aprender en casa. ¡Sigue leyendo!

Mi experiencia con la lengua de signos para bebés

Entré en contacto con la lengua de signos de bebés a través de mi hija, que ya tiene casi 4 años. Kira tardó un poco más en empezar a hablar y tuvimos un terapeuta en casa durante algo menos de un año desde sus 18 meses hasta los 2 años. En su escuela Montessori también habían empezado a enseñarle signos y el terapeuta confirmó los beneficios de esta técnica para todos los pegotetes, y en especial, para aquellos que tenían más dificultades para comunicarse.

Al igual que ya pasaba con la lectoescritura, aprender a hablar no es ninguna carrera, así que recomiendo prestar atención a los hitos de desarrollo con el pediatra, pero que no cunda el pánico si nuestro pegotete no habla al mismo tiempo que sus amigos.

A nivel profesional, trabajando con estudiantes de 3 años, las diferencias en el desarrollo del lenguaje son muy amplias, desde algunos que no hablan, hasta otros que ya expresan frases largas completas de más de 6 palabras. También hay estudiantes que tienen algún tipo de retraso en su lenguaje, o un problema diagnosticado que les impide comunicarse de la misma manera que la mayoría. Con todos los estudiantes, en muchas clases de Educación Infantil trabajamos la lengua de signos, y acompañamos nuestras instrucciones verbales con signos con nuestras manos.

¿Por qué enseñar lengua de signos para bebés?

Si la pregunta fuera, ¿es necesario enseñar lengua de signos para bebés?, la respuesta sería no, no es necesario. Los bebés van a desarrollar el lenguaje de manera natural a través de sus interacciones con los adultos y entorno.

Photo by Ana Tablas on Unsplash

Entonces, ¿por qué enseñar lengua de signos para bebés?. Estos son algunos de los motivos:

  • Facilita la comunicación con el adulto: los bebés ya comprenden muchas de las palabras que decimos, pero la expresión verbal sucede más adelante. Por lo que este sistema de comunicación permite saber los deseos de nuestro bebé antes de que puedan empezar a hablar.
  • Evita la frustración en los bebés: el aprendizaje de lengua de signos va a permitir que podamos cumplir los deseos de nuestro bebé y así minimizar su frustración y llantos por no conseguirlo.
  • Ayuda a crear un vínculo con los progenitores: esta facilidad para comunicarse nos permite fortalecer ese apego ya que nos sentimos más cerca de nuestro bebé, y de hecho lo estamos, al poder ahora comunicarnos en ambas direcciones.
  • Favorece el lenguaje verbal posterior: la transición de lengua de signos a lenguaje verbal es más fácil de lo que parece, como te cuento después, y ayuda a la adquisición de las primeras palabras.
  • Es universal para niños y niñas bilingües: usamos los mismos símbolos independientemente del idioma. En nuestro caso, esto ha ayudado mucho a mi hijo e hija en la escuela, ya que tanto mamá como la maestra hacen el mismo signo con las manos para la leche, aunque en inglés digan “milk” y en español “leche”. Ya te hablé de las dificultades con el aprendizaje de letras en peques bilingües.

Proceso de aprendizaje de la lengua de signos para bebés

¿Cuándo empezar?

Puedes empezar a signar con tu bebé a partir de los 6 meses. Yo empecé algo más tarde, pero en la guardería empezaron nada más empezar mi hija alrededor de los 7 meses. Puedes seguir combinando los signos con la lectura de libros para bebés, ya que ambos favorecen el lenguaje.

¿Qué pasos seguir?

  • 1º Digo palabra acompañada del gesto: incorpora el signo con tus manos a la vez que dices la instrucción o palabra verbalmente. Por ejemplo, le puedes preguntar a tu bebé “¿Quieres más?” refiriéndote a la comida, mientras haces el símbolo de “más” con ambas manos.
  • 2º Le cojo las manos y le hago yo el gesto mientras digo verbalmente la palabra: escoge un momento de juego en lugar de comiendo, para evitar una frustración mayor. Piensa una situación en la que la respuesta sea clara, como sólo darle 2 cochecitos y quedarte uno. Cuando tu bebé se queje, muéstraselo y dile: “quiero más” mientras con sus manos le haces el gesto. Al principio no lo hará por sí mismo, necesitará de muchas repeticiones para empezar a hacerlo de manera independiente. Deberás esperar algunos meses antes de poder ver un signo, por eso la constancia es la clave.
  • 3º Empieza a hacerlo él solo: cuando empieza a hacer el signo por sí mismo, nosotros repetiremos esa afirmación verbalmente. “¡Ah, quieres más!”, para que siga asociando el signo con la palabra verbal.
  • 4º Hace el signo y empieza a pronunciar la palabra verbalmente: hace ambos a la vez, el signo y la palabra. Pasan muchos meses antes de alcanzar esta etapa, así que paciencia. La palabra no suele ser pronunciada perfecta al principio, olvidando algún sonido. Mi hijo dice “maaá” en lugar de más. Puede moverse de la etapa 4 a la 3 según el momento o temporada, así que no desesperar.
  • 5º Abandona el gesto y ya sólo dice la palabra verbalmente: poco a poco empieza a comprobar que el lenguaje oral es más rápido que el gesto físico, y que decir “más” es más rápido que mover ambas manos. Por ejemplo, mi hijo ahora dice “all done” (ya acabé) y ha dejado de acompañarlo con los gestos de sus manos. Cuando mi hija era experta en signar yo pensaba que nunca hablaría, ¿para qué si ya se comunicaba perfectamente?. Pero no, afortunadamente todos los pegotetes empiezan a hablar y poco a poco van abandonando los signos.

¿Qué signos enseñar en casa?

Empieza por pocos signos (no más de 3 para empezar) y ve ampliando poco a poco el número cuando vaya adquiriendo los primeros.

Además, trata de buscar situaciones de comunicación, principalmente las del juego. Enseña los signos desde la calma, a modo de juego, sin estresarte ni desesperar si ves que tarda en adquirir los signos por sí mismo.

Estos son los que yo he enseñado a mis pegotetes por orden y tenéis el enlace al vídeo de Baby Sign Language para poder hacerlo en casa. La web está en inglés, pero los símbolos son similares:

  • Comer: Básico para saber si tienen hambre, motivo de muchos llantos y rabietas a esta edad.
  • Agua: necesidad básica para los bebés, de hecho fue la primera palabra que mis dos pegotetes dijeron.
  • Más: de las más usadas en el juego o mientras comemos. También puede indicar que quiere repetir una actividad, como cosquillas o lanzarle en el aire.
  • Ya acabé: también de las que más hemos usado a la hora de la comida. Nos ayuda a entender cuando ya no quiere seguir comiendo.
  • Ayuda: también de las que más ayuda a evitar frustraciones. Suelen usarla para alcanzar algún juguete o solucionar cualquier otro problema.
  • Leche: cuando tiene hambre pero lo que quiere es leche, necesita este signo para avisarnos.
  • Abrir: para abrir cualquier tipo de bolsa con cremallera o bote con tapa de rosca, por ejemplo.
  • Por favor: mi hija usaba este gesto en la escuela cuando pedía ayuda.
  • Jugar: yo usaba este gesto mucho en mi clase de preescolar para explicarles lo que iba a pasar a continuación.

¿Listo para empezar?

Te animo a empezar y ser constante para empezar a ver los resultados. Si aún tienes dudas, busca más información. Existen libros y webs especializadas en las que seguir profundizando. También hay canciones y vídeos para aprender signos a modo de juego.

¿Cuál es tu experiencia con la lengua de signos? No olvides dejar tu comentario al final del post o en redes sociales.

Si te gustaría enseñar lengua de signos a tu bebé, pero necesitas ayuda personalizada porque no sabes por dónde empezar o no está funcionando, no dudes en ponerte en contacto con Pegotetes. ¡A signar!

Categorías: Educación

Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de Kira y Leo. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

3 comentarios

Juguetes de 1 a 2 años - Educación - Juguetes educativos - Pegotetes · 19 de octubre de 2020 a las 22:48

[…] ni él ha desarrollado un lenguaje como para explicárnoslo (la semana que viene os hablaré de la lengua de signos para bebés). Así que nos basamos en nuestra intuición, sentido común y ensayo y […]

8 Consejos para que tu bebé empiece a hablar - Pegotetes · 2 de febrero de 2021 a las 06:02

[…] ya te expliqué al hablar de la lengua de signos para bebés, los primeros meses notarás que tu bebé empieza a entenderte aunque aún no sea capaz de decirte […]

Actividades para estimular a tu bebé | Los cuentos de Mamá · 5 de mayo de 2021 a las 13:42

[…] existen otras muchas formas de comunicación. En nuestro caso, con ambos pegotetes utilizamos la lengua de signos para bebés desde los 6 meses y fue todo un acierto, ya que nos permitió empezar a comunicarnos utilizando los […]

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: