¡Nos vamos a México! Te cuento nuestra experiencia en Playa del Carmen y Xcaret durante 6 días con dos peques de 3 y 5 años. Reseña sobre el hotel “todo incluido” de Viva Wyndham Azteca y la visita al parque temático de Xcaret con los famosos “cenotes”. Consejos para sobrevivir y disfrutar de esta experiencia en la Riviera Maya con tus pegotetes.

¿Qué debes saber si viajas a la Riviera Maya?

México es uno de nuestros destinos favoritos, ya que esta es la tercera vez que visitamos el país. En tan sólo 3-4 horas de avión podemos pasar del frío y nieve de Denver, al clima tropical y calorcito de la Riviera Maya. Si viajas en avión, recuerda nuestros consejos para mantener entretenidos a tus pegotetes.

  • México es un buen destino para ir con niños. Nosotros hemos estado en Playa del Carmen y Puerto Vallarta, ambos destinos muy turísticos y muy orientados a las vacaciones.
  • La gente es muy amable, y el trato en cada una de nuestras experiencias ha sido excelente. Recuerdo cómo paseando por la calle nos han parado más de una vez para decirnos los hijos tan guapos que teníamos o la familia más bonita que hacíamos.
  • La ventaja de hablar el mismo idioma hace que sea muchísimo más fácil entenderse, aunque en estos hoteles tan turísticos muchos trabajadores hablan inglés.
  • Las sillitas de coche para bebé y niño no son obligatorias en todo el país. Por supuesto puedes viajar con tus sillitas desde el aeropuerto y luego ajustarla en el taxi o coche de alquiler. Otra opción, que es la que actualmente utilizamos, es el Safe Travel Vest, que ocupa muchísimo menos y es para pegotetes a partir de 4 años.

¿Dónde alojarte en Playa del Carmen?

Si viajas a Cancún, uno de los destinos más populares para familias es Playa del Carmen. Situada a menos de una hora del aeropuerto de Cancún, es famosa por sus playas de palmeras y un ambiente más tranquilo y menos “fiestero” al de Cancún.

Para estas vacaciones, decidimos dejar el espíritu mochilero, y optamos por un viaje más relajado en un resort “todo incluido”. Los que hayáis estado en este tipo de hoteles, sabréis que una vez te ponen la pulserita ya puedes olvidarte de cocinar, buscar restaurante o actividades, pagar por cenas y comidas y empezar a… ¡Disfrutar en familia!

Seguramente no es la opción más económica, pero esta vez nos apetecían unas vacaciones de playa y piscina sin muchas preocupaciones. Y cuando tus pegotetes son pequeños, también es de los planes que más disfrutan sin la necesidad de tener que explorar cada rincón de una nueva ciudad.

Resort Viva Wyndham Azteca

México, a diferencia de Hawaii, no es un destino nada caro y encuentras hoteles y restaurantes muy económicos. Por segunda vez nos alojamos en el resort Viva Wyndham Azteca, un hotel “todo incluido” que tiene de todo, pero no pierde el toque familiar qua tanto nos gusta.

Tiene acceso directo a la playa, dos piscinas, jacuzzi, un buffet súper completo y tres restaurantes (italiano, asiático y mexicano tradicional) también incluidos. Al lado de las piscinas hay un bar con acceso a comida y bebidas 24 horas al día. Cada vez que alguno iba al baño, siempre caía algo de fruta o una porción de pizza para el camino. ¡Esta es la magia de los “todo incluido”!

Las habitaciones son bastante básicas: dos camas grandes, mini frigorífico, televisión y una pequeña terraza. Pero la verdad es que sólo íbamos a dormir, ya que el resto del día lo pasábamos en la playa y la piscina. Nosotros pedimos una cama extra sin coste alguno para que mis hijos pudieran dormir cada uno en una cama.

Tienes también actividades y animación incluidas. Nosotros fuimos a navegar en catamarán y fue una experiencia nueva para todos. Los animadores están desde por la mañana con actividades como aqua-gym, voleibol, concursos y retos varios y por supuesto el “kids club” con actividades y manualidades para los peques mientras los papás y mamás disfrutan de tiempo a solas.

La cadena Viva Wyndham, además del Azteca, tiene otro resort más grande a escasos 10 minutos andando llamado Viva Wyndham Maya. Con la pulserita tienes acceso a los espectáculos, piscinas y restaurante y buffet de ambos, así que si quieres explorar un hotel más grande, es un buen combo. Nosotros nos acercamos una noche a ver uno de sus espectáculos y nos pareció muy bueno. Antes del show principal tienes incluso uno para niños una vez a la semana.

Este hotel se encuentra en la zona de Playacar y muy cerquita del hotel andando llegas a una zona de tiendas, farmacia y médico. Después de cenar, es un paseo muy agradable para comprar recuerdos y caminar un poco. Al tener de todo tan cerca, nosotros no tuvimos que alquilar coche.

El trato y la experiencia en el Viva Wyndham Azteca fue muy bueno, por eso decidimos repetir. Mi pegotete cumplió allí sus 4 años y el personal del hotel nos mandó champán y pastel a la habitación, además de cantarle “las mañanitas” esa noche en el restaurante. Si tenéis ganas de visitar Playa del Carmen y Xcaret, y pasar unas vacaciones de relax, esta es nuestra recomendación por su calidad-precio.

Un último consejo, si acudes a una de las charlas para convertirte en cliente VIP, sueles tener descuentos para excursiones. A nosotros no nos interesó en ninguna de las dos ocasiones que hemos ido (tuvimos una mala experiencia en otro “todo incluido”), ya que pierdes toda una mañana y al final es tiempo de tus vacaciones que ya has pagado y estás desperdiciando. Salvo que de verdad te interese, te recomiendo que pases tus horas en la playa y la piscina, tus pegotetes te lo agradecerán.

Xcaret, el mejor parque temático natural

¿Recuerdas nuestro viaje a Disney World? Pues Xcaret es un parque temático en México que nada tiene que envidiar al de Disney. Esta fue la única excursión que hicimos durante toda la semana, pero fue muy intensa, así que planea pasar allí todo el día.

  • Visita su página web con antelación y compra las entradas. Te recomendamos el paquete “plus” ya que tendrás acceso al buffet, cambiadores con taquillas y los snorkel para bucear. La entrada no es nada barata, pero te aseguro que mereció la pena.
  • Tienes diferentes líneas de colores en el suelo que te llevan por diferentes rutas y actividades. Me parece un acierto para no perderte. Échale un vistazo al mapa del parque antes de ir para organizar tu visita.
  • El parque hace un tremendo esfuerzo por mantener el ecosistema natural, así que la crema de sol sólo puede ser biodegradable. Puedes comprar allí, o bien llevar la tuya y te la cambian por otra que sólo contenga óxido de zinc y titanio.
  • Tienes varios puntos de restaurantes tipo buffet. Nosotros optamos por el Internacional para que los peques tuvieran dónde elegir, pero me hubiera gustado probar el de pescado y marisco.
  • Después de leer varias experiencias y viajando con dos pegotetes de 4 y 5 años, decidimos llevarnos el carrito doble de paseo que tan buen resultado nos dio en nuestro viaje a Disney World. Sin embargo esta vez fue un gran error porque el suelo no estaba tan preparado para carritos con tanto peso y acabó siendo una molestia.
  • Elige un calzado cómodo que se pueda mojar y de secado rápido, ya que estarás en remojo la mayor parte del tiempo.
  • Lleva bañador y ropa de cambio, ya que habrá actividades como el espectáculo nocturno, en las que estarás más cómodo con ropa seca. Tampoco olvides las toallas, o bien pide prestadas del hotel.

Xcaret y los Cenotes

Lo mejor de Xcaret para mí son los cenotes, unos pozos naturales a modo de río, con tramos abiertos y otros cubiertos por dentro de cavernas. Tienes diferentes experiencias en todo México, no sólo en Playa del Carmen y Xcaret.

En Xcaret hay 3 cenotes, dos de ellos tienen corriente (uno totalmente cubierto y otro con tramos abiertos y cerrados), y el tercero sin corriente y más recomendado para familias (el del pueblo Maya), que fue el que decidimos hacer. Si optas por este último, acuérdate de mirar arriba y verás murciélagos. ¡Menudo susto!

Me quedé con ganas de hacer uno más, pero es que todo el cenote duró… ¡Más de una hora! Imagínate cómo salimos de allí, arrugaditos como una pasa.

Aquí tienes algunos consejos para disfrutar de los cenotes de Playa del Carmen y Xcaret:

  • Puedes pedir unas aletas para hacer más fácil el desplazamiento por el agua, ya que en ningún tramo harás pie. Yo preferí nadar sin ellas, pero mi marido las usó y ayudó mucho a que los peques avanzaran si estaban cansados.
  • Al principio del recorrido debes dejar todas tus pertenencias en una bolsa. Y si llevas carrito de paseo, ellos se encargan de llevártelo al final del recorrido y no tener que volver.
  • El agua está bastante fresquita, pero al hacer tanto calor, no fue ningún problema y rápido te acostumbras a la temperatura.
  • Adultos y peques llevamos un chaleco salvavidas todo el recorrido que permite que puedas descansar de nadar y no hundirte.

Piscinas Naturales y Snorkel

Además de los cenotes, Xcaret es mucho más. No te pierdas las piscinas naturales, perfectas para bebés y niños pequeños. Mis pegotetes disfrutaron viendo a pececitos nadar entre sus manos y persiguiendo cangrejos con la tranquilidad de poder hacer pie en estas piscinas.

Eso sí, no olvides la crema porque no habrá nada de sombra en estas piscinas naturales. Nosotros llevamos bañadores de manga corta y gorras todo el tiempo.

Después de las piscinas, puedes dirigirte a la zona de snorkel, con el equipo incluido en el “paquete plus” para adultos y peques a partir de 6 años o que ya sepan nadar. Mi peque de 4 años no pudo bucear por su edad, pero sí que pudo acceder a las piscinas con todos nosotros. Pudimos ver peces de todos los colores, así que muy recomendada esta actividad.

Xcaret también cuenta con acuario, aviario y mariposario, pero sólo pudimos verlos de pasada, ya que el día se iba acabando y aún nos quedaba por visitar el museo, la zona infantil y el espectáculo nocturno. Pudimos saludar a delfines, tortugas bebé y otras gigantes, así como tiburones. Una pena no tener más tiempo.

Zona de niños y Aventura Secreta en Xcaret

Con tanto ajetreo, se agradecen las actividades en las que podemos descansar. Nosotros, claro, porque mis pegotetes parece que tienen un motor de energía inacabable. Así que por fin llegamos a la zona infantil en la que los muy peques pueden estar vigilados mientras juegan, y los algo más mayores (a partir de 6 años o que ya sepan nadar) pueden hacer una “Aventura Secreta” y hacer nuevos amigos.

Mi hija no dudó en hacer sola el recorrido de la “Aventura Secreta” entre puentes, escalada, laberintos y toboganes. Esta actividad fue la que más gustó a mi hija de todo el parque, y es un misterio qué viviría allí porque la entrada a adultos está prohibida. Mi hijo se quedó algo triste por no poder hacerla, pero hay un recorrido alternativo para hacer con adultos con una duración similar.

Museo de Arte y Capilla de la Virgen de Guadalupe

Si quieres conocer un poco más de la cultura y el arte mexicano, visita el Museo de Arte y la Capilla de la Virgen de Guadalupe. Si además te apetece descansar del ajetreo de Xcaret, opta también por este recorrido.

La Capilla de la Virgen de Guadalupe es una cueva en la que la virgen está tallada en un tronco de árbol gigante. Es bastante impresionante y fue una de las experiencias que más gustó a mi marido. En la parte de abajo de la capilla se sitúa el altar y figuras de personajes importantes, y mi hija decidió sentarse al lado de Frida Kahlo, por supuesto.

Espectáculo Nocturno de Xcaret

Al igual que en Disney World no puedes perderte los fuegos artificiales, si vas a Xcaret tienes que llegar a Xcaret México Espectacular. Este espectáculo nocturno, incluido en el precio de tu entrada, comienza a las 19:00 y dura 2 horas, con un descanso a la mitad.

Hace un repaso a toda la historia de México, desde sus orígenes hace 500 años, hasta las danzas tradicionales de cada ciudad. De verdad, es impresionante y muy recomendado. Si bien es cierto que disfruté mucho más de la primera parte (aún recuerdo el Juego de la Pelota, con una bola de fuego), todo el show merece la pena.

Trata de coger un buen sitio, así que no esperes hasta justo antes de empezar para ir al teatro. Mis pegotetes llegaron tan cansados que acabaron dormidos media hora antes de empezar, pero despertaron a tiempo para verlo completo.

Por último, hace bastante calor, así que lleva agua y abanico porque acaba por ser algo asfixiante.

¡Viva México!

Qué bonitos recuerdos al escribir este artículo desde el frío y la nieve de Colorado. ¡Ha sido uno de nuestros mejores viajes! Es ya la tercera vez que visitamos México y desde Pegotetes te animo a pasarte por Playa del Carmen y Xcaret.

Viajar en familia es uno de los mayores placeres y a pesar de no ser gratis, es en la actividad que menos me duele gastar el dinero.

Espero que este artículo te haya ayudado a planear tus vacaciones en Playa del Carmen y Xcaret, o al menos hayas disfrutado con nuestra experiencia. Cuéntame si ya has visitado México o qué otros destinos nos recomiendas. ¡Estoy deseando leerte abajo en comentarios o en redes sociales!


Pilar Gonzalez

Mujer, maestra bilingüe y madre de dos pegotetes. Estudié Psicología y pronto me fui especializando en áreas sociales y educación. Educar a una hija e hijo está siendo apasionante, y quiero compartir aquellos consejos que hubiera agradecido leer hace unos años. Ser madre es agotador, frustrante, sorprendente y, sobre todo, divertido. O al menos eso intento. ¿Me acompañas?

0 comentarios

¿Te gustó? Deja tu comentario, me encantará leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: